Confirman que el atentado en Indonesia fue llevado a cabo por dos atacantes suicidas

Mundo

Las fuerzas de seguridad de Indonesia confirmaron que dos suicidas perpetraron los dos atentados contra sendos hoteles de lujo en la capital que causaron al menos nueve muertos y unos 50 heridos.

El jefe de la Policía, general Bambang Hendarso Danuri, indicó que también buscan a otros responsables de la matanza, mientras equipos de forenses trabajan para identificar sus restos y a otros cuatro cadáveres calcinados.

La hipótesis de suicidas que pernoctaron en los hoteles ya se manejaba en las primeras pesquisas, y los artificieros desactivaron una tercera bomba lista para ser detonada en una habitación del hotel Marriot.

Además, varios canales locales de televisión informaron de que al menos dos de los cadáveres habían sido descubiertos mutilados y sin cabeza entre los escombros.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, afirmó que los ataques fueron obra de "un grupo terrorista", pero evitó citar a la Yemaa Islamiya, el brazo del Al Qaeda en el Sudeste Asiático y autor de los atentados más sangrientos de los últimos años en el país.

Los ataques de Yakarta ponen fin a casi cuatro años de paz en Indonesia, la nación de mayor población musulmana del mundo con unos 230 millones de fieles, en su mayoría de carácter moderado

Las dos explosiones casi simultáneas tuvieron lugar poco antes de las 08:00 hs locales en el hotel Ritz Carlton, uno de los más lujosos de la capital, y en el Marriott, ambos situados en el barrio de negocios de Kuningan, en el centro de la capital, y frecuentados por extranjeros.

Poco antes de las 08:00 hs, un hombre entró en un bar del Marriott haciéndose pasar por "invitado" y fue entonces cuando activó la bomba que llevaba consigo, matándose en el acto y matando a otras seis personas, entre éstas un empresario neozelandés que participaba en un seminario.

Minutos después, otro hombre, con un gorro en la cabeza y una valija de trabajo, actuó de la misma forma en la sala del restaurante del Ritz Carlton, donde los clientes estaban desayunando.

Dejá tu comentario