Consagraron superpoderes para Hugo Chávez

Mundo

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió hoy de la Asamblea Nacional autorización para legislar por decreto durante 18 meses, como vía para acelerar la puesta en marcha de lo que el mandatario llama "socialismo del siglo XXI".

En una sesión realizada este mediodía en la Plaza Bolívar, frente a la sede de la legislatura, la Asamblea Nacional, un parlamento unicameral integrado totalmente por oficialistas, aprobó por unanimidad la denominada Ley Habilitante.

La nueva norma faculta a Chávez a legislar por decreto en 11 áreas claves, desde la reestructuración del Estado hasta la estatización de empresas de servicios públicos.

Las áreas en las que Chávez podrá legislar por decreto son: reestructuración del Estado; participación popular; ejercicio de la función pública; económica, financiera y tributaria; seguridad ciudadana y jurídica; ciencia y tecnología, y ordenamiento territorial.

También podrá hacerlo en materias de seguridad y defensa; infraestructura; transporte, y servicios y energía.

En energía, por ejemplo, Chávez tendrá amplio poder para legislar sobre hidrocarburos, gas y electricidad, así como para asumir directamente el control de las asociaciones estratégicas, incluyendo las transformadoras de crudo pesado en la Faja del Orinoco, en la que operan firmas transnacionales.

La medida fue criticada por dirigentes de la oposición, que no tiene representación parlamentaria tras haberse abstenido de participar en las elecciones legislativas de 2005 Luego de declarar sancionada la ley, que ahora deberá ser promulgada por el Poder Ejecutivo, la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores, exclamó: "¡Que viva la patria de Simón Bolívar! ¡Que viva el pueblo soberano! ¡Que viva el presidente Hugo Chávez! ¡Que viva el socialismo! ¡Patria, socialismo o muerte!" Flores expresó que la Ley Habilitante es "un instrumento del pueblo y para el pueblo", y subrayó que fue sancionada en "una sesión inédita, con la participación activa del pueblo venezolano", informó la agencia noticiosa estatal ABN.

Tanto Flores como el vicepresidente ejecutivo de la república, Jorge Rodríguez, destacaron que este instrumento es uno de los cinco "motores" enunciados por Chávez para avanzar hacia el socialismo.

Los otros cuatro "motores" son la reforma constitucional -para la que el mandatario reclama la habilitación para ser reelecto por tiempo indefinido-, el poder comunal, la reforma educativa y la reorganización geopolítica de la nación.

"No pararemos hasta que consigamos nuestro cometido, porque no tenemos la culpa de que los cinco motores estén encendidos a toda velocidad y la oposición ande en bicimoto", dijo Rodríguez.

El vicepresidente miró hacia el monumento a Bolívar y expresó: "Tenga usted la seguridad, Libertador, que a esta Ley Habilitante la cuidaremos con celo profundo de revolucionarios y no permitiremos lobos que se cuelen por las rendijas o en la alta madrugada con intenciones de torcer la voluntad del pueblo".

Rodríguez criticó a quienes opinan que la Ley Habilitante es el primer paso hacia una dictadura: "No saben leer -dijo- o algo les pasó en el entendimiento. ¿Qué clase de dictadura es esa que dice que se debe democratizar el ingreso, que se debe invertir en las personas, en salud, educación y alimentación?".

En tanto, Julio Borges, líder del partido centroderechista Primero Justicia, opinó que temas como la Ley Habilitante y la reforma constitucional deberían debatirse con toda la población y que "la vía más correcta, democrática y abierta" para ello es la convocatoria a una asamblea constituyente.

"La reforma profunda donde se quieren cambiar estados, municipios y valores en la educación tiene que tener la participación más intensa, abierta y democrática para que podamos frenar lo que pareciera ser una misa rezada que nos quieren dar", dijo Borges.

Por otra parte, Víctor Tálamo, dirigente del partido socialcristiano COPEI, expresó que "las medidas anunciadas por el gobierno y la aprobación de nuevas leyes no sirven para mejorar la calidad de vida de la población, sino que están provocando una crisis socioeconómica que apenas está comenzando".

Dejá tu comentario