9 de junio 2020 - 10:07

Tensión: Kim Jong-un cortó toda comunicación con Corea del Sur

El dictador tomó la represalia por el envío de propaganda contra su régimen en la zona de la frontera común.

La decisión de Kim Jong-un pone fin a meses de intercambio tras el deshielo.

La decisión de Kim Jong-un pone fin a meses de intercambio tras el deshielo.

Foto: Reuters

Corea del Norte anunció que cerrará "por completo" los canales de enlace que mantiene con Corea del Sur a partir del mediodía de este martes, después de que el régimen de Kim Jong-un amenazase con desmantelarlos como protesta por el envío de propaganda en la frontera común.

"Nuestro lado cortará por completo y cerrará la línea de enlace entre las autoridades del norte y el sur", indicó Corea del Norte en un comunicado difundido por KCNA, informó la agencia Europa Press, aludiendo específicamente a la oficina de enlace, las líneas de comunicación entre los militares de ambos países y la línea directa entre el Partido de los Trabajadores de Corea del Norte y la oficina presidencial surcoreana.

La decisión se tomó tras una reunión mantenida entre el vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores, Kim Yong-chol, y Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un.

Según KCNA, durante la cita ambos discutieron planes "por etapas contra el enemigo a fin de hacer que los traidores paguen por sus crímenes".

"Esta medida es el primer paso en la determinación de cerrar completamente todos los medios de contacto con Corea del Sur y deshacerse de cosas innecesarias", agregó el comunicado, que también precisa que Corea del Norte llegó a la "conclusión" de que "no hay necesidad de estar cara a cara con las autoridades de Corea del Sur".

Asimismo, el régimen de Kim Jong-un aseguró que todos los norcoreanos están "enfadados" por el "comportamiento traicionero" de las autoridades surcoreanas, con quien "todavía" mantienen "muchas cuentas que saldar".

"La asquerosa chusma cometió actos hostiles contra Corea del Norte aprovechando la postura irresponsable de las autoridades de Corea del Sur y con su connivencia", por lo que "no puede haber perdón", continúa el texto. "Deberían verse obligados a pagar un alto precio por esto", aseveró Pyongyang.

Por su parte, Corea del Sur confirmó que Corea del Norte no contestó la mañana de este martes a la llamada telefónica de la oficina de enlace entre ambos países.

Pyongyang tampoco ha respondido a las llamadas efectuadas a través de las líneas de comunicación militar.

Los países vecinos intercambian a través de la oficina de enlace dos llamadas diarias, conforme a lo pactado por los líderes de las dos Coreas durante la histórica visita que realizó el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a territorio norcoreano.

Dejá tu comentario

Te puede interesar