Una científica china niega el vínculo entre el laboratorio y el Covid-19

Mundo

Si bien la OMS declaró oficialmente el brote de coronavirus como una pandemia el pasado 11 de marzo, aún no se conocen indicios de su posible origen. La primera hipótesis difundida daba cuenta de una fuga del Instituto de Virología de Wuhan, pero Shi Zhengli lo negó.

Si bien la Organización Mundial de la Salud declaró oficialmente el brote de coronavirus como una pandemia el pasado 11 de marzo, aún no se conocen indicios de su posible origen. La batalla geopolítica por conocer el inicio el Covid-19 enfrenta principalmente a China con países como Estados Unidos y el Reino Unido.

La científica china Shi Zhengli volvió a negar que el Instituto de Virología de Wuhan pueda estar en el origen de la pandemia de Covid-19, debido a una "fuga" del virus.

"¿Cómo puedo dar pruebas sobre algo de lo que no hay pruebas?", indicó la científica china, conocida como "Bat Woman" por las más de 15.000 muestras de virus recogidas sobre murciélagos, en una serie de respuestas vía e-mail al New York Times. "No sé cómo llegó el mundo a esto, echando constantemente barrio sobre un científico inocente", agregó.

científica china.jpg

En mayo, el presidente estadounidense Joe Biden ordenó a las agencias de inteligencia de su país investigar el origen de la pandemia, incluyendo la teoría de las fugas de laboratorio, y pidió un informe en 90 días.

La hipótesis de una fuga del Instituto de Virología de Wuhan fue mencionada previamente por Donald Trump, pero había sido rechazada por "conspirativa".

Sin embargo, recientemente ganó terreno tras los informes según los cuales tres investigadores del Instituto se habrían enfermado en 2019, tras visitar una gruta de murciélagos en la provincia de Yunnan.

Según el New York Times, en 2017 Shi y sus colegas de laboratorio publicaron una investigación sobre un experimento en el que habían creado "nuevos coronavirus híbridos de murciélago, mezclando y uniendo partes de los existentes, incluyendo al menos uno que era casi transmisible a los seres humanos, con el fin de estudiar su capacidad de infectar y replicarse en las células humanas".

Shi dijo al diario estadounidense que sus experimentos no querían que un virus fuera más peligroso, sino que apuntaban a comprender cómo el virus podía pasar de una especie a otra. "Mi laboratorio nunca realizó o colaboró con experimentos que mejoren la virulencia del virus", concluyó.

Dejá tu comentario