1 de octubre 2009 - 21:05

Crisis en Honduras: Brasil calificó de "infeliz" la declaración de EEUU

Celso Amorim.
Celso Amorim.
El canciller brasileño Celso Amorim consideró infelices las afirmaciones del embajador de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), en las que criticó el retorno del presidente hondureño Manuel Zelaya, quien permanece en la embajada brasileña de Tegucigalpa.

"Creo que fue infeliz la retórica del representante de Estados Unidos ante la OEA" Lewis Anselem, declaró Celso Amorim en entrevista a la televisión local.

"Eso no fue lo único que dijo (Anselem), él también condenó el golpe, defendió la embajada de Brasil", agregó.

El embajador estadounidense ante la OEA consideró que el retorno de Zelaya a su país fue una medida inapropiada, pero Brasil sostiene que se trata de una decisión acertada.

Luego de que el mandatario constitucional se alojó en la embajada brasileña en Tegucigalpa el gobierno de facto se vio obligado a aceptar dialogar, según Brasilia.

En ese sentido Amorim consideró que en los últimos días se abrió espacio para superar la crisis, iniciada con el golpe de estado del 28 de junio pasado contra Zelaya.

"Ahora hay alguna esperanza, creo que hubo alguna evolución, que hace seis días (autoridades interinas) rechazaron la misión de la OEA, ahora están diciendo que aceptan los mediadores", que llegan el 2 de octubre, recordó.

"El propio general jefe del estado mayor hondureño dice que está habiendo contactos con Zelaya, entonces se ve un movimiento que no había hace días", señaló el canciller brasileño.

"Queremos la democracia, queremos un gobierno legal, las elecciones son un punto fundamental, pero para que sean legítimas el presidente Zelaya tiene que ser restituido",aseveró.

Por otra parte el titular de Exteriores brasileño reiteró que su gobierno no entregará a Zelaya a las autoridades hondureñas, ni comparte la idea de que el ex mandatario salga de Honduras.

"Queremos que esta situación inédita sea resulta lo más rápido posible, pero la solución no es entregar a Zelaya al gobierno de facto, ni expulsarlo fuera del país", dijo.

"Además si él (Zelaya) es forzado a salir tal vez pueda forzar una situación que no sé, no conozco la sicología de Zelaya, pero puede haber una tragedia, y allí Brasil sería responsable por una guerra civil", alertó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar