9 de diciembre 2011 - 15:28

Director de agencia italiana de impuestos herido con carta bomba

La policía científica italiana inspeccionó el lugar del atentado en busca de pruebas.
La policía científica italiana inspeccionó el lugar del atentado en busca de pruebas.
El director general de la agencia de recaudación de impuestos en Italia resultó herido el viernes en Roma por el estallido de una carta bomba, dos días después de una tentativa de ataque semejante contra el director del Deutsche Bank reivindicada por anarquistas italianos. Una investigación fue abierta por este "atentado de finalidad terrorista", informó la policía.

El paquete, que llegó a la sede de la empresa Aquitalia por el correo normal, "estalló cuando el director lo abrió. Fue herido en una mano y en un ojo", precisó un portavoz de la policía de Roma.

El presidente del gobierno italiano, Mario Monti, expresó su "solidaridad" a Marco Cuccagna, de 50 años y director de la agencia, a quien, según la prensa italiana, estaba dirigido el artefacto explosivo. "Equitalia cumple y continuará cumpliendo su deber, en el pleno respeto de la ley. Es una función esencial para el funcionamiento del Estado, sin la cual no sería posible ofrecer servicios a los ciudadanos y sus familias", indicó Monti en un comunicado.

Se trata de una sociedad pública donde el 51% pertenece a la administración fiscal italiana y el 49% a INPS, el organismo italiano de la seguridad social y las pensiones.

Responsable por recaudar impuestos y los encargos sociales, la empresa es muy impopular en Italia: los italianos ya se manifestaron muchas veces frente a sus agencias, a las que acusan de cometer errores con los contribuyentes que pagan regularmente impuestos, en un ambiente de evasión generalizada en el país.

Este atentado ocurre en plena crisis financiera en la zona del euro y pocos días después de la adopción, por parte del Consejo de Ministros, de un severo paquete de medidas de austeridad, que prevé nuevos impuestos así como el bloqueo de numerosas pensiones por jubilación.

Para Gianni Alemanno, el alcalde de Roma, se trata de una tentativa "terrorista de explotar los sacrificios que Italia debe hacer para salir de la crisis". Recordó que el país es aún traumatizado por los atentados cometidos durante los "años de plomo" en la década de 1970.

Dejá tu comentario

Te puede interesar