El presidente de Ecuador Guillermo Lasso admite el avance del narcotráfico y culpa a la izquierda

Mundo

Guillermo Lasso responsabilizó a la administración de Rafael Correa, que dejó el poder en 2017, por el asentamiento de grupos criminales en el país.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, admitió este miércoles que el narcotráfico ha "ganado espacio" en el país y levantado una ola de violencia con secuelas "crueles" como el reciente asesinato de dos hombres cuyos cuerpos fueron colgados de un puente.

"El narcotráfico ha ganado espacio en la sociedad ecuatoriana, penosamente se facilitó su presencia desde hace 15 años", dijo el mandatario conservador en una entrevista a medios locales.

Lasso descargó la responsabilidad del avance del tráfico de drogas a la supuesta inacción del gobierno de izquierda de Rafael Correa, su rival político y quien ejerció el poder entre 2007 y 2017.

En esa época "se instala en Ecuador el micro narcotráfico y se instala también todo lo que deviene del tráfico de drogas, que son las pandillas, las bandas, la división de territorios", insistió en sus señalamientos.

En medio del auge de la actividad ilegal, la violencia ha tomado principalmente las cárceles. El año pasado 320 reclusos murieron en disputas entre bandas que convirtieron a las prisiones ecuatorianas en las más sangrientas de Latinoamérica.

En 2021 la tasa de homicidios fue de 14 por cada 100.000 habitantes, casi que el doble de 2020 (8 por 100.000 habitantes), según el Ministerio de Gobierno (Interior).

El lunes la violencia asociada al narcotráfico alcanzó un nivel inédito para Ecuador. Los cadáveres de dos hombres fueron suspendidos con una cuerda desde un puente peatonal en Durán, una localidad próxima a Guayaquil, foco de la inseguridad. El hallazgo evocó a los crímenes del narco mexicano.

Al respecto, agregó Lasso: "Ahora (las bandas) trasladan sus luchas a las calles y vemos estas actitudes crueles, grotescas. Es algo terrorífico, algo que molesta, que indigna".

Al mismo tiempo prometió firmeza en el combate al narco. "No nos podemos amedrentar, no podemos actuar con temor, tenemos que actuar con entereza, con decisión", enfatizó.

El año pasado las incautaciones de droga sumaron la cifra récord de 210 toneladas, principalmente cocaína. Este año ya van 33 toneladas decomisadas, según Lasso.

Ecuador fue por años lugar de paso de la cocaína que se produce en Colombia y Perú y se vende en Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, ahora es también territorio de lavado de activos y disputas de rutas y bodegas de droga.

Dejá tu comentario