EEUU podría acelerar el retiro de tropas de Irak

Mundo

Estados Unidos evalúa acelerar su retirada de Irak debido a la sostenida disminución de la violencia en el país, dijo el jefe del Pentágono, Robert Gates, luego de discusiones con los comandantes militares en suelo iraquí.

"Creo que hay al menos alguna chance de una modesta aceleración" del repliegue militar norteamericano, dijo Gates en declaraciones antes de abandonar Irak luego de una visita de dos días al país en guerra.

Se trató de la primera insinuación de que el gobierno del presidente Barack Obama -quien se opuso a la guerra desde el principio- podría reconsiderar su decisión de dejar una numerosa fuerza de combate en Irak antes de su retirada total en 2011.

Gates dijo que estas consideraciones son posibles porque la situación en Irak es "mejor que la esperada".

El secretario de Defensa estadounidense dijo que una de las 14 unidades de combate desplegadas actualmente en Irak podría volver antes a casa, lo que implicará una reducción de 5.000 soldados.

Estados Unidos tiene unos 130.000 militares en Irak y ya acordó con el gobierno iraquí mantener en el país a la mayoría de sus tropas de combate -unos 100.000 soldados- hasta después de las elecciones generales de enero.

Luego de los comicios el paso de la retirada se apurará, y Estados Unidos planea dejar unos 50.000 efectivos de combate en Irak desde septiembre del año próximo hasta su retirada completa, en diciembre de 2011.

Gates no dio mayores detalles, y subrayó que la idea está recién en estudio y "depende de las circunstancias" sobre el terreno, informó la cadena de noticias CNN.

La persistencia de la enemistad entre el gobierno central árabe y la región semiautónoma kurda del norte de Irak constituye el principal obstáculo a una retirada más rápida, dijo el vocero de Gates, Geoff Morrell.

Washington está cada vez más preocupado de que las tensiones entre árabes y kurdos por tierras y recursos degeneren en una guerra una vez que se retire Estados Unidos, según analistas.

Gates dedicó buena parte de su visita a Irak a advertir a ambas partes de que las tropas estadounidenses no se quedarán para siempre para mantener la paz, y a ofrecer a su país como mediador.

"Estos son asuntos fundamentales, y creo importante que tanto el gobierno de Bagdad como los kurdos los hayan tratado a través de medios políticos", dijo Gates tras reunirse con el presidente regional kurdo, Massud Barzani, en Erbil, capital del Kurdistán.

Dejá tu comentario