EE.UU. ve constructivo el diálogo en Viena por el plan nuclear iraní

Mundo

El Gobierno de Joe Biden participa indirectamente en las negociaciones auspiciadas por la UE, Rusia y China.

Viena - Las negociaciones entre las potencias europeas, Rusia, China e Irán para tratar de salvar el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní comenzaron ayer con buenos augurios en Viena, donde Estados Unidos participa de manera indirecta por primera vez desde la llegada al poder de Joe Biden y la retirada del acuerdo de su antecesor, Donald Trump.

“La reunión y la comisión mixta fueron fructíferas”, anunció el embajador ruso para las organizaciones internacionales, Mijail Ulianov, tras un encuentro de dos horas de los miembros del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC): Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, China y Rusia, bajo la égida de la Unión Europea (UE).

“La restauración” del acuerdo alcanzado en 2015 y socavado por la retirada en 2018 de Estados Unidos “no se producirá inmediatamente. Pero lo más importante es que el trabajo práctico para conseguir este objetivo ha comenzado”, tuiteó el diplomático.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, si bien resaltó que Estados Unidos no participó directamente de las conversaciones, sí afirmó que Washington ve “esto como un paso constructivo y ciertamente bienvenido”, apenas tres años después de que el entonces presidente Trump abandonara el acuerdo, pese a los pedidos de sus socios europeos, y reinstalara las sanciones contra Irán.

Las reuniones se realizan en un hotel de lujo de la capital austríaca, a dos pasos de otro gran hotel donde se aloja la delegación estadounidense.

A Estados Unidos, cuyo enviado Rob Malley llegó hacia el mediodía a Viena, se le va informando sobre su avance a través de los europeos, ya que Irán rechaza cualquier contacto directo.

“Debemos aprovechar este espacio diplomático para reconducir el PAIC”, subrayó en Twitter el secretario general adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior, Enrique Mora.

Estados Unidos había enviado señales positivas al expresar su disposición a “levanta las sanciones (a Irán) que están en contradicción con el acuerdo”, según palabras del emisario estadounidense a la cadena pública PBS.

Irán calificó hoy esas declaraciones como una “posición realista y prometedora”, que “podría ser el inicio de la corrección de un mal proceso que había llevado a la diplomacia al punto muerto”, según el vocero de su Gobierno, Ali Rabii.

Biden aseguró que está dispuesto a volver al acuerdo, que pretende que Irán no se haga con la bomba atómica.

Trump lo había denunciado unilateralmente en 2018 y había endurecido las sanciones contra Teherán.

“Nos preocupan los programas de misiles balísticos de Irán, sus actividades en la región. Queremos hablar de ello. Pero nos interesa abordarlo cuando hayamos dejado a un lado la actual cuestión nuclear”, puntualizó Malley a la radio NPR.

Dejá tu comentario