El chavismo se fortalecía en unas municipales sin participación opositora

Mundo

Estaban en juego 335 alcaldías y una gobernación. La disidencia denunció irregularidades y la persecución de votantes.

Caracas - Una baja asistencia a las urnas marcaron ayer las elecciones para elegir alcaldes en Venezuela, un proceso en el que no participaron los principales partidos de la oposición y en la que el chavismo se encaminaba a consolidar su poder.

No se observaban largas filas en los centros electorales, según relataron testigos, en una contienda que sirve de antesala a las presidenciales de 2018, donde el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección para un nuevo período de seis años, pese a la crisis económica que se profundizó en su mandato.

Los socialistas manejan más del 70% de las alcaldías venezolanas. Mientras que la oposición gobierna en 76 alcaldías desde 2013, pero 13 de esos alcaldes están presos, fueron destituidos o están en el exilio.

Al asistir a votar en horas de la tarde, el mandatario calificó la participación en el proceso de "extraordinaria" y elogió la transparencia del sistema venezolano. "Si quieren conocer lo que es democracia vengan a Venezuela", afirmó.

Además pronosticó que las presidenciales del próximo año serán "una gran fiesta electoral y Venezuela va a salir victoriosa de esas elecciones presidenciales, tengo la seguridad absoluta, tenemos la fe y la confianza en nuestro pueblo".

Maduro agregó que no puede entender que la oposición haya llamado a la abstención, y comentó "si se retiran, ¿qué alternativa le dan al pueblo venezolano? Las armas, la guerra".

Primero Justicia (PJ, de Henrique Capriles), Voluntad Popular (VP, de Leopoldo López) y Acción Democrática (AD, de Henry Ramos Allup), las fuerzas mayoritarias de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) optaron por no participar, alegando que el sistema electoral está diseñado para mantener en el poder al chavismo.

Otras fuerzas opositoras, no obstante, sí presentaron candidatos y, durante la jornada, denunciaron irregularidades. Principalmente alertaron de que el oficialismo controlaba los votos de los empleados públicos en los llamados "puntos rojos", instalados a metros de los centros electorales y donde los votantes debían entregar el Carnet de la Patria para dejar asentado que votaron.



Maduro, incluso, dijo que "mala idea no es" premiar a quienes hayan usado ese documento -que no es el requerido obligatoriamente para votar- para emitir su sufragio.

"Mala idea no es, (que) aquí el que haya votado con su carnet de la patria tenga un premio de la república, mala idea no es", señaló en una comparecencia ante la prensa.

Ya en el pasado, la oposición denunció que el Gobierno obligaba a los ciudadanos a registrar su voto con ese carnet -vinculado a una base de datos oficial- para recibir a cambio los bolsones de comida.

Por su parte, el rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Emilio Rondón, informó que recibió denuncias sobre voto asistido en estados como Barinas, Carabobo y Zulia.

De hecho, la presidenta de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez llamó, más de 30 minutos después de la hora del cierre de colegios, a seguir votando para conseguir una "victoria perfecta".

El opositor Yon Goicoechea, que concurre a la alcaldía del municipio caraqueño El Hatillo, denunció en Twitter que los militares se negaron a cerrar centros de votación.

"La razón para que no hayan cerrado en el centro electoral U.E. Abilio Reyes Ochoa de la Zona Rural #ElHatillo es que están trayendo autobuses oficiales con votantes", afirmó.

En algunos estados más poblados del país la asistencia lució menor a la que tuvo la reciente votación de gobernadores en octubre.

Además de los 335 alcaldes, en la jornada se elegía al gobernador del estado Zulia, luego de que el opositor que fue electo fue impedido de asumir su cargo al negarse a jurar ante la Asamblea Nacional Constituyente, un cuerpo legislativo compuesto por aliados de Maduro y ante el cual deberán jurar los alcaldes electos ayer.

Agencias Reuters, AFP, DPA, ANSA y EFE y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario