A días de las elecciones, EEUU acusó a Rusia e Irán de hackear datos electorales y gubernamentales

Mundo

El director de Inteligencia estadounidense, John Ratcliffe, dijo que ambos países obtuvieron información del registro de votantes de EEUU y lo utilizaron para intimidar a los ciudadanos. Asimismo, acusaron a Rusia en particular de entrometerse en la red de dos estados y sustraer información.

Rusia e Irán obtuvieron información del registro de votantes en Estados Unidos y han actuado para influir en la opinión pública antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. La acusación la realizó en las últimas horas el director de Inteligencia estadounidense, John Ratcliffe. Asimismo, hackers patrocinados por el gobierno de Moscú han estado tratando de entrar en redes de computadoras de gobiernos estatales y locales de Estados Unidos y en dos casos tuvieron éxito, añadieron horas después agencias del gobierno estadounidense, en la segunda gran advertencia sobre interferencia extranjera.

Ratcliffe dijo que Irán, específicamente, envió correos electrónicos a estadounidenses "diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente [Donald] Trump".

Añadió que Irán también distribuyó un video que hace creer a la gente que es posible enviar boletas electorales fraudulentas, incluso desde fuera de Estados Unidos.

Ratcliffe dijo que Irán y Rusia buscan utilizar los datos obtenidos "para comunicar información falsa a los votantes registrados con la esperanza de causar confusión, sembrar el caos y socavar la confianza en la democracia estadounidense".

"Estas acciones son esfuerzos desesperados de adversarios desesperados", agregó Ratcliffe.

Este anuncio se produjo después de que votantes demócratas registrados informaran haber recibido correos electrónicos amenazantes en nombre del grupo de milicias armadas Proud Boys.

El contenido del correo, que fue enviado a estudiantes universitarios de de Florida, dice, tras identificar al destinatario con su nombre y dirección: "Tenemos toda tu información. Estás registrado como demócrata (...) Votarás por Trump el día de las elecciones o iremos por ti".

Y termina: "Sabremos por cuál candidato votaste. Yo en tu lugar me tomaría esto seriamente".

Los correos provenían de la dirección info@officialproudboys.com, pero Enrique Tarrio, líder de este grupo en Florida, aseguró a la prensa que su organización no estaba detrás de ellos.

El Washington Post identificó correos similares enviados a demócratas en Alaska, Pensilvania y Arizona.

Ratcliffe, quien estaba flanqueado por el director del FBI, Christopher Wray, no explicó cómo obtuvieron los rusos y los iraníes la información de los votantes ni cómo podrían estarla usando.

Pero los datos de los electores de Estados Unidos están bastante disponibles y algunos estados permiten que cualquiera acceda a ellos, mientras otros restringen el acceso solo a los partidos políticos.

Nuevo hackeo

Posteriormente, las agencias dijeron que un grupo ruso, a veces llamado Berserk Bear o Dragonfly por los investigadores, había atacado docenas de gobiernos estatales, locales, tribales y territoriales de Estados Unidos, así como redes de aviación.

"Desde al menos septiembre de 2020, un actor ruso patrocinado por el estado (...) ha llevado a cabo una campaña contra una amplia gama de objetivos estadounidenses", dijo la Oficina Federal de Investigación y el Departamento de Seguridad Nacional.

Los hackers irrumpieron con éxito en un número indeterminado de redes y, a principios de este mes, habían robado datos de dos de ellas, dijeron las agencias en una publicación en el sitio web de la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructura, un brazo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Los nombres de los gobiernos objetivo no fueron revelados. El DHS no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios. El FBI no proporcionó más detalles, pero dijo en una declaración que "ponía de relieve el nefasto comportamiento de Rusia".

La Embajada Rusa en Washington no devolvió inmediatamente un mensaje para recabar comentarios. Moscú ha negado en el pasado que haya llevado cabo operaciones de piratería informática en territorio estadounidense.

Advertencias reiteradas

La inteligencia estadounidense ha advertido repetidamente que Rusia, Irán y, en menor medida, China, han hecho esfuerzos por divulgar desinformación en las redes sociales orientada a influenciar a los votantes de Estados Unidos.

En 2016, según funcionarios estadounidenses, el presidente ruso Vladimir Putin supervisó ciberataques dirigidos a ayudar a Trump a obtener la victoria sobre la demócrata Hillary Clinton.

El supuesto uso del nombre "Proud Boys" por parte de Irán en estos emails intimidatorios ocurre luego de que Trump, aspirante a un segundo mandato, se negara a condenarlos en un debate con su rival demócrata Joe Biden el 29 de septiembre.

El presidente en cambio pidió a sus miembros, que suelen asistir a sus mítines fuertemente armados, "retroceder y esperar".

Proud Boys, identificados como un grupo de odio extremista por la organización Southern Poverty Law Center (SPLC) -que mantiene un registro nacional de grupos de odio-, saltó a los titulares nacionales en ese momento.

A principios de octubre, 13 hombres de Michigan, algunos de los cuales se identificaron como miembros de este grupo, fueron arrestados por conspirar para secuestrar a la gobernadora demócrata e "instigar una guerra civil".

Wray insistió, sin embargo, en que el sistema electoral estadounidense sigue siendo seguro.

"No vamos a tolerar interferencias extranjeras en nuestras elecciones ni ninguna actividad criminal que amenace la santidad del voto o socave la confianza del público en el resultado de las elecciones", dijo.

"Hemos trabajado durante años como comunidad para crear resiliencia en nuestra infraestructura y hoy esa infraestructura sigue siendo resiliente: tengan por seguro que sus votos cuentan".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora