Elecciones en España: el Partido Popular triunfó en Galicia y le dio un duro revés a Zapatero

Mundo

El Partido Popular obtuvo en Galicia la mayoría absoluta en las elecciones al Parlamento, según el 95,42 por ciento de los votos escrutados, y presidirá la Xunta con 39 escaños tras cuatro años en la oposición en el que ha sido su feudo tradicional.

Con este porcentaje escrutado, el PSdeG consigue 24 diputados, mientras que el Bloque Nacionalista Galego (BNG) obtiene 12 en el Parlamento de 75 miembros.

El socialista Emilio Pérez Touriño reconoció la derrota de su formación y felicitó al candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo.

"Quiero reconocer la victoria electoral del Partido Popular y transmitir a su candidato Alberto Núñez Feijóo el reconocimiento y la felicitación por su victoria electoral", dijo en una comparecencia en la sede de su partido.

"Siento profundamente no haber podido llevar al partido al triunfo en el que confié, que siempre pensé que Galicia necesitaba, volver a encabezar un gobierno de progreso, renovación y cambio (...) Tomaremos nota de este resultado y rectificaremos todo lo que haya que rectificar," agregó.

En los comicios de 2005, el PP del histórico dirigente Manuel Fraga se quedó a un escaño de la mayoría absoluta de 38 escaños tras 16 años al frente de la Xunta de Galicia, lo que permitió la llegada al poder de la coalición entre el PSdeG de Pérez Touriño, que sumó 25 diputados, y del BNG de Anxo Quintana, que alcanzó 13.

Así, Núñez Feijóo recupera el que ha sido feudo tradicional del Partido Popular.

El secretario general del PP en Galicia, Alfonso Rueda, basó los buenos resultados en la "gran base" del partido en esa región.

"Este era un partido conectado con la realidad, que tenía propuestas para mejorar entre todos", dijo en declaraciones a la Cadena SER.

En tanto, el Partido Nacionalista Vasco ganó las elecciones en esa región española con 30 escaños, pero, pese a haber ganado y obtenido una banca más que en la elección anterior de hace cuatro años, los nacionalistas no alcanzaron la mayoría absoluta de 38 escaños para controlar el parlamento vasco, que tiene 75 diputados.

Los socialistas, junto con el Partido Popular y otra fuerza minoritaria, llegarían a la mayoría absoluta de 38 diputados.

Con prácticamente el 100 por ciento de los votos escrutados, el Partido Socialista de Euskadi obtenía 24 bancas, seis más que hace cuatro años; mientras que el PP se hacía con 13, dos menos que en las elecciones previas.

"Los vascos han votado cambio, y si el Partido Socialista no ha engañado durante la campaña, pues es más probable que haya cambio", afirmó en la sede del PP el candidato popular, Antonio Basagoiti.

"Este resultado vuelve a ser histórico de nuevo, ya no porque no estén las papeletas de ETA sino porque por primera vez en la historia del País Vasco el Partido Popular decide (...). Vamos a decidir por el estatuto, por la Constitución, por la defensa de las libertades y por la derrota del terrorismo", agregó.

Los nacionalistas vascos, cuyo candidato es Juan José Ibarretxe, han gobernado esta última legislatura.

Estas son las primeras elecciones en las que no se presenta la izquierda 'abertzale'. En 2005, el Partido Comunista de las Tierras Vascas logró nueve escaños.

Casi 1.780.000 electores estaban llamados a las urnas en las tres provincias vascas para
elegir a los 75 diputados que integran la Cámara de Vitoria.

Un total de 2.646.872 gallegos estaban llamados a las urnas para renovar el Parlamento, de los cuales un 13 por ciento (335.357 personas) viven en el extranjero, sobre todo en países como Argentina, Uruguay, Brasil o Venezuela, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Dejá tu comentario