España: Parlamento vasco aprueba consulta popular ilegal para Zapatero

Mundo

España (EFE).-El Parlamento vasco aprobó convocar una consulta popular el próximo 25 de octubre para saber si la sociedad vasca acepta un nuevo diálogo con ETA y un acuerdo entre partidos sobre el derecho a la autodeterminación del País Vasco, iniciativa que el gobierno nacional asegura que no se llevará a cabo.

Como estaba previsto, el polémico proyecto impulsado por el presidente regional vasco, Juan José Ibarretxe, salió adelante gracias a un voto del independentista Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK), formación que está en proceso de ilegalización por su relación con el entorno de la organización separatista vasca ETA.

Es la segunda vez que el Parlamento vasco aprueba con el apoyo "crítico" de la llamada "izquierda abertzale" un proyecto del lehendakari -en 2004 fue el conocido como "Plan Ibarretxe"- que tiene como objetivo abrir la puerta a la autodeterminación del País Vasco y que cuenta con el rechazo del gobierno español.

Un solo voto del PCTV permitió que la balanza se decantara a favor del bloque conformado por los partidos que integran el gobierno vasco- PNV (Partido Nacionalista Vasco), EA (Eusko Alkartasuna) y EB (Ezker Batua-Berdeak)- y el partido Aralar, que sumaron 34 votos.

Del otro lado, con 33 votos, el Partido Socialista (PSE), que responde al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el conservador Partido Popular (PP), que lidera Mariano Rajoy, se pronunciaron en contra del proyecto, que consideran anticonstitucional.

En nombre del Ejecutivo español, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega aseguró que la consulta "no va a existir", no se realizará porque "no está en el marco de la constitución. El plan volverá al cajón de donde salió porque no caben desafíos a las normas del Estado de Derecho".

"No tengan duda que el mismo día en que la decisión adoptada por el Parlamento vasco se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad autónoma, el gobierno de España iniciará los trámites de impugnación ante el Tribunal Constitucional", enfatizó Fernández de la Vega en conferencia de prensa.

También el PP está preparando un recurso para impugnar la consulta de Ibarretxe, según afirmó la secretaria General del partido, María Dolores de Cospedal, quien responsabilizó al gobernante Partido Socialista de la actual situación, por haber permitido al PCTV estar sentado en el Parlamento vasco.

Al inicio del debate el Parlamento, Ibarretxe aseguró que "no divide quien pregunta, sino quien prohíbe consultar".

Ibarretxe subrayó que "la violencia es dramática, pero preguntar a la sociedad no" lo es, y dijo que su objetivo es "superar el bloqueo político y alcanzar la paz".

"La puerta para que el pueblo vasco decida su futuro está abierta para siempre y nadie, por muchos impedimentos jurídicos, políticos y retrasos que quiera interponer, logrará cerrarla", advirtió el lehendakari.

Los grupos que apoyaron la consulta coincidieron en que suspender la iniciativa no va a solucionar el conflicto, al tiempo que pidieron que la voz del pueblo vasco sea escuchada, en nombre de la "democracia participativa", y el "empoderamiento popular".

En la vereda de enfrente, el PP acusó a Ibarretxe de contar con el apoyo de ETA, por el voto del PCTV, y de enfrentar a la sociedad vasca con una consulta ilegal, que sólo tiene fines electoralistas.

En la misma línea y con dureza, el socialista Patxi López recriminó a Ibarretxe por "hacerse
la víctima", que haga de Euskadi (País Vasco) "víctima de un enemigo externo que no existe", en referencia a España, y que haya buscado el apoyo del PCTV, en vez del de la oposición democrática.

Ante las críticas sobre la legalidad del proyecto, Ibarretxe dijo que Zapatero engaña a la sociedad al afirmar que su proyecto es un "referéndum", cuando se trata de una consulta no vinculante, que es un derecho humano, de acuerdo con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En este punto, es probable que la consulta no llegue a celebrarse una vez que el Ejecutivo español la impugne ante el Tribunal constitucional.

El plan B de Ibarretxe ya está trazado, y es convocar elecciones autonómicas anticipadas -están previstas para abril de 2009-, al igual que ocurrió cuando fue rechazado su anterior plan, en el Congreso de Diputados español, en 2005.

Pero desde entonces el escenario ha cambiado, ya que por primera vez en 15 años, tras las elecciones generales del pasado 9 de marzo, los socialistas desplazaron al PNV como primera fuerza política en el País Vasco.

Dejá tu comentario