Macron y el rey de Marruecos, también víctimas de Pegasus

Mundo

París - El presidente francés, Emmanuel Macron, se sumó a la lista de jefes de Estado y Gobierno y de exlíderes que pudieron haber sido espiados en el marco del proyecto Pegasus, lo mismo que el rey de Marruecos.

Según se informó ayer, no solo los números telefónicos de Macron sino también los de miembros de su Gobierno figuran en una lista de posibles objetivos del programa informático Pegasus.

“Encontramos estos números de teléfono, pero no pudimos realizar evidentemente una investigación técnica del teléfono de Emmanuel Macron” para verificar si está infectado por este software, explicó a la cadena LCI Laurent Richard, confirmando una información del diario Le Monde. Por lo tanto, “esto no nos dice si se espió realmente al presidente, pero demuestra en cualquier caso que hubo un interés en hacerlo”, agregó el director de esta organización.

“Si se confirman los hechos, es evidente que son muy graves. Esclareceremos estas revelaciones de prensa”, aseguró la Presidencia francesa.

En ese marco, la fiscalía de París anunció ayer la apertura de la primera investigación judicial sobre el caso, en particular por los periodistas franceses cuyos teléfonos fueron violados.

Esta investigación abarca una lista de diez delitos, entre ellos “violación a la privacidad”, “intercepción de correspondencia”, “acceso fraudulento” a un sistema informático y “asociación ilícita”.

En tanto, The Washington Post indicó que en la nómina de los interceptados por Pegasus figuran tres presidentes y tres jefes de Gobierno en funciones, siete exprimeros ministros y el rey de Marruecos Mohammed VI.

La sorpresa no podría ser mayor: según las revelaciones de prensa sobre la trama de espionaje global realizado con software de una empresa israelí, la Dirección General de Vigilancia del Territorio (DGSN) –el servicio secreto de Rabat– habría puesto bajo su control el teléfono del propio monarca y también los de su comitiva.

Forbidden Stores y la asociación Amnistía Internacional obtuvieron una lista de 50.000 números de teléfono seleccionados desde 2016 por los clientes del grupo israelí NSO, que desarrolló Pegasus, para una eventual vigilancia. Ambas organizaciones compartieron a continuación la lista con un consorcio mundial de 17 medios de comunicación, entre ellos los mexicanos Proceso y Aristegui Noticias.

Según estas revelaciones, otros de los objetivos potenciales habrían sido varios familiares y colaboradores del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Dejá tu comentario