Explosión en fábrica de pirotecnia en México deja al menos 24 muertos

Mundo

Cuatro explosiones consecutivas ocurridas en talleres de pirotecnia dejaron hoy un saldo prelimar de 24 muertos y 49 heridos en el municipio mexicano de Tultepec, en el Estado de México, ubicado en el centro del país.

Las autoridades estatales informaron que la primera explosión se registró a las 09:40 horas (14:40 GMT) en un taller pirotécnico que, según Protección Civil, no contaba con los permisos de operación correspondientes.



Tras la explosión, policías, bomberos y personas del lugar se acercaron a socorrer a los heridos, pero 20 minutos después se registraron tres explosiones más. El cuarto estallido tuvo "mayor impacto en estas gentes que se habían acercado", informó el Gobierno del Estado de México.

Entre los muertos hay un menor de edad, dos policías, un miembro de Protección Civil y cuatro bomberos. Diecisiete murieron en el lugar de la explosión y otros siete fallecieron cuando recibían atención médica.

Los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales de la zona y varios de ellos están graves y presentan quemaduras y contusiones múltiples.

El accidente ocurrió en La Saucera, un área especialmente autorizada para la elaboración de pirotécnicos en Tultepec, 40 kilómetros al norte de Ciudad de México. En esa ciudad familias completas se dedican a esta actividad y hay con frecuencia accidentes con víctimas.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo que las causas del accidente todavía no se han esclarecido pero que se estima que un primer estallido se produjo en un taller clandestino. "Seguramente fue un mal manejo del producto (pólvora) el que produjo la primera explosión", añadió.

La autoridad estatal señaló que todavía se investiga si el taller en el que se produjo el primer estallido tenía el permiso correspondiente del Ministerio de Defensa. "Esto lo tendremos que verificar posteriormente", indicó un comunicado.

Por lo pronto, las autoridades han suspendido temporalmente las labores de los talleres pirotécnicos en Tultepec mientras se revisan los permisos, además de clausurar permanentemente los puestos clandestinos.

El presidente Enrique Peña Nieto expresó sus condolencias y envió sus deseos de pronta recuperación a los heridos. "Lamento profundamente la pérdida de vidas en la explosión ocurrida en Tultepec", escribió en Twitter.

En las imágenes transmitidas en televisión se pudo ver una enorme columna de humo que salía del lugar de las explosiones. De acuerdo con Puente, el total de área afectada por el accidente fue de una hectárea.

El área, un espacio semirural, fue cercada por militares y cuerpos de emergencia. La explosión provocó una onda expansiva que sacudió cristales y estremeció a los vecinos de la zona. En el lugar se encuentran bomberos, policías y autoridades estatales y federales para las labores de rescate y remoción de escombros.

"Cuerpos de auxilio, incluidos helicópteros del Grupo Relámpagos, están arribando a la zona para atender a víctimas. Instruí al secretario general de Gobierno coordinar las labores de auxilio", dijo el gobernador Alfonso del Mazo en Twitter cuando se produjo la emergencia.

En 2016, antes de las fiestas de fin de año, murieron unas 40 personas en una explosión en serie en el mercado al aire libre de pirotecnia de San Pablito, autorizado por el Ministerio de Defensa.

Un 70 por ciento de la población de Tultepec, incluso niños, se dedica a la industria de la pirotecnia, ya sea fabricación o venta.

Los talleres, que deben contar con permisos oficiales debido a que manejan pólvora, están ahora dedicados a fabricar pirotecnia para las fiestas patrias del 15 y 16 de septiembre, temporada alta para la industria.

La Cruz Roja también lamentó "el fallecimiento de personas, así como de compañeros, bomberos y policías que salvaron muchas vidas a cambio de la suya, cumpliendo con su deber", señaló en su cuenta en Twitter.

La pirotecnia es muy usada en México para fiestas patronales, celebraciones patrias y fin de año. Pese a que en los últimos años se hicieron más estrictas las medidas de seguridad, se siguen registrando explosiones.

En Tultepec, una serie de estallidos destruyó en 2006 el mercado de noche, sin causar víctimas. El mercado fue reconstruido, pero diez años después se produjo la tragedia que dejó las 40 víctimas.

El Gobierno estatal ha informado que intervendrá para revisar los permisos otorgados a los talleres en Tultepec, a fin evitar el funcionamiento de establecimientos ilegales y dar mayor control a la producción y venta de pirotécnicos.

Dejá tu comentario