Francia, Alemania y el FMI apoyan el piso global del impuesto a las Ganancias

Mundo

También lo avaló Jeff Bezos. La organización no deslizó cuál sería la alícuota adecuada para las grandes empresas pero dijo que la medida es necesaria para que los países reconstruyan sus posiciones fiscales.

Nueva York - El Fondo Monetario Internacional (FMI) se mostró a favor de la posibilidad de establecer un impuesto mínimo a nivel global para gravar los beneficios de las corporaciones, en línea con la propuesta lanzada por la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, según ha indicado la economista jefe de la institución internacional, Gita Gopinath.

“Hemos estado desde hace tiempo a favor de un impuesto mínimo de Sociedades a nivel global”, ha afirmado Gopinath en la rueda de prensa posterior a la publicación del informe ‘Perspectivas Económicas Mundiales’, donde la economista ha reiterado la importante preocupación que representan la evasión y la elusión fiscal.

En este sentido, la economista jefe del FMI ha evitado ofrecer una cifra concreta sobre cuál sería el gravamen mínimo adecuado en opinión del FMI, limitándose a señalar que se trata de una cuestión que la institución “está estudiando”. “Los gobiernos tendrán que reconstruir sus posiciones fiscales tras la crisis y para eso serán necesarias medidas”, ha apuntado.

De este modo, en su informe, el FMI defiende que el espacio fiscal se puede generar a través de medidas que no solo aumenten los ingresos sino que también mejoren la progresividad, ya sea aumentando los impuestos a las personas más ricas y a las corporaciones altamente rentables que se han visto relativamente menos afectadas por la pandemia, cerrando así las lagunas fiscales internas, reduciendo los gastos tributarios y mejorando la administración de los ingresos.

“Los esfuerzos nacionales deberán complementarse con una sólida cooperación internacional para limitar la transferencia de beneficios y la evasión y elusión fiscal”, sostiene la institución.

Poco después de que la administración Joe Biden anunciara el 31 de marzo que quiere subir el impuesto a la renta empresarial para financiar un plan de infraestructura de 2 billones de dólares con el objetivo de crear empleo, la secretaria del Tesoro de EE.UU, Janet Yellen abogó por un esfuerzo internacional para terminar con una “carrera” para llevar este gravamen a un “mínimo” en busca de mantener las condiciones de competitividad.

Para la expresidenta de la Fed, la credibilidad en el extranjero “empieza con la credibilidad en casa”. “Estamos trabajando con los países del G20 para acordar un tipo mínimo del Impuesto sobre Sociedades a nivel global que pueda frenar la carrera hasta el fondo”, esgrimió Yellen.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, se manifestó optimista: “Tengo mucho ánimo de que con esta iniciativa sobre el impuesto de sociedades consigamos poner fin a la carrera mundial hacia la baja en materia de impuestos”.

Según añadió, cualquier acuerdo debe incluir nuevas normas sobre cómo gravar los negocios transfronterizos de los gigantes tecnológicos digitales, que es el segundo foco de las conversaciones sobre impuestos internacionales en marcha en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Tenemos al alcance ahora un acuerdo global sobre impuestos internacionales. Debemos aprovechar esta oportunidad histórica”, dijo el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

“Apoyamos un alza del impuesto sobre las ganancias de las empresas”, dijo Jeff Bezzos.

Sin un mínimo global, EE.UU quedaría en desventaja con respecto a otras economías importantes con tasas impositivas más bajas, según expertos en impuestos, y el compromiso del país ayudaría a impulsar las negociaciones para un acuerdo fiscal entre varias de las principales economías.

Dejá tu comentario