5 de marzo 2008 - 00:00

Hillary ganó también en Texas y habló sobre una posible fórmula con Obama

Hillary ganó también en Texas y habló sobre una posible fórmula con Obama
Hillary Clinton frenó la triunfal trayectoria de su rival Barack Obama en la carrera hacia la candidatura presidencial demócrata con tres victorias clave, en tanto el senador de Arizona John McCain se consagró como candidato republicano y coronó el esfuerzo de una década.

Pero Obama también ganó una importante porción de los 370 delegados que estaban en juego entre los demócratas, según el escrutinio de los votos que continúa hoy.

Esto implica que el senador por Illinois aún posee una ventaja difícil de descontar y que el triunfo de Clinton significa poco en la lucha por los delegados para la convención de agosto en Denver, donde oficialmente se proclamará al candidato demócrata, según analistas.

Clinton ganó las dos grandes internas de ayer en los estados de Texas y Ohio y triunfó además en Rhode Island, y rompió así una racha de 12 victorias consecutivas de Obama, entre ellas la conseguida en Vermont, el cuarto estado donde se votó ayer y el primero en cerrar los comicios y anunciar los resultados.

"Esta nación está resurgiendo y también lo está mi campaña", dijo una exultante Clinton ante decenas de seguidores en la ciudad de Columbus, Ohio.

"Seguimos adelante, somos fuertes y vamos hasta el final", agregó la ex primera dama y senadora por Nueva York, citada por la cadena de noticias CNN.

Del lado republicano, en tanto, McCain obtuvo finalmente la candidatura y algo más: una invitación para hoy a la Casa Blanca para recibir el apoyo formal del presidente George W. Bush, su rival y vencedor en sus dos intentos previos de alcanzar la candidatura, en un simbólico cierre de filas.

Esta unidad no se vio entre los demócratas, cuya carrera se prolonga y se vuelve cada vez más reñida e impredecible.

Tras vencer uno a uno a sus rivales desde enero, McCain, senador por Arizona, consiguió pasar los 1.191 delegados necesarios para ganar la nominación republicana.

El último adversario que le quedaba, Mike Huckabee, aguantó hasta anoche bien tarde, pese a que ya casi no tenía chances matemáticas de alcanzar a McCain en número de delegados.

Clinton ganó en Ohio con un 55% de los votos, según los primeros resultados del escrutinio, mientras que en Texas se imponía sobre Obama con un poco más de la mitad de los votos, informó CNN.

En las cuatro internas, Clinton consiguió sumar al menos 115 delegados, mientras que Obama cosechó 88.

Todavía faltaban asignar casi 170 delegados, entre ellos 154 de la interna de Texas y la asamblea partidaria (caucus) que le siguió en ese estado.

Obama sumaba entonces un total de 1.477 delegados contra 1.391 de Clinton. Se necesita un mínimo de 2.025 para asegurarse la candidatura a las elecciones presidenciales de noviembre.

La carrera continúa el sábado en los caucus de Wyoming, que ofrece 12 delegados. Mississippi pone en juego otros 33 la semana próxima. El estado que más delegados da de los que quedan es Pennsylvania, con 158, donde se vota el 22 de abril.

Dejá tu comentario

Te puede interesar