5 de marzo 2008 - 00:00

Hillary superaba a Obama en estados clave y sigue en carrera. McCain se convirtió en el candidato republicano

Ambos precandidatos desplegaron una fuerte campaña para ganar adeptos hasta el último momento. Hillary Clinton apostó por la población latina en Texas. Sin embargo, Obama no se quedó atrás y creó un spot de campaña al ritmo del reggeatón.
Ambos precandidatos desplegaron una fuerte campaña para ganar adeptos hasta el último momento. Hillary Clinton apostó por la población latina en Texas. Sin embargo, Obama no se quedó atrás y creó un spot de campaña al ritmo del reggeatón.
La senadora Hillary Clinton cortó el martes la racha triunfante de su rival Barack Obama, con unos triunfos cruciales en las primarias de Ohio y Texas, mientras el republicano John McCain se convirtió en el candidato de su partido a las elecciones del 4 de noviembre.

"La gente de Ohio lo dijo fuerte y claramente: continuamos. Seguimos con fuerza e iremos hasta el final", declaró Clinton a sus partidarios, antes de ser informada de que había logrado un segundo triunfo clave en Texas, que le permitió dar un nuevo impulso a sus aspiraciones presidenciales.

"En lo que respecta a esta noche, estamos prácticamente en mismos términos de delegados que esta mañana, y estamos en camino de ganar la investidura", replicó Obama, que había acumulado 12 éxitos consecutivos antes de caer en Ohio y Texas.

Antes de esta nueva ronda de primarias, el ex presidente Bill Clinton había asegurado que su esposa necesitaba imperativamente ganar en los dos estados para mantener viva su candidatura. Hasta sumó otro triunfo en Rhode Island, mientras Obama ganó en Vermont, el cuarto estado en disputa.

Con el 76% de los votos escrutados, Clinton se imponía con el 51% de los votos en Texas contra 47% para su rival, mientras en Ohio se impuso con una fuerte ventaje de 12 puntos, por 55% contra 43%, después del recuento de 88% de los votos.

Clinton, de 60 años, había prometido proseguir su campaña hasta las primarias de Pensilvania a fines de abril en caso de victoria este martes. Las próximas primarias demócratas se celebrarán el sábado en Wyoming (oeste) y el martes en Misisipi (sur).

En Texas, el voto hispano tuvo un papel importante en las primarias demócratas. En dicho estado, viven 8,4 millones de hispanos, cerca del 36% de la población, que representaron en 2004 el 22,4% del electorado, según cifras del Pew Hispanic Center y del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), la mayor organización latina del país.

En Ohio, tanto Clinton como Obama se comprometieron a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tan pronto lleguen a la Casa Blanca.

Ambos mantuvieron varios cruces de acusaciones en las últimas semanas por dicho acuerdo comercial, que es muy impopular en el estado industrial de Ohio, donde a menudo se lo culpa de la pérdida de decenas de miles de empleos desde su entrada en vigencia el 1 de enero de 1994 bajo la presidencia de Bill Clinton.

El último conteo de delegados a la convención demócrata --realizado por RealClearPolitics luego de cada interna estatal-- muestra que Obama cuenta con 1.482 delegados, entre ellos 202 superdelgados, mientras Clinton dispone de 1.390, entre ellos 241 delegados.

Para ganar formalmente la investidura demócrata un precandidato necesita alcanzar un total de 2.025 delegados.

Mientras los demócratas todavían desconocen qué candidato los representará en las elecciones presidenciales del 4 de noviembre, los republicanos ya tienen designado al también senador John McCain, de 71 años, que superó los 1.191 delegados necesarios para la nominación.

"Hemos ganado suficientes delegados para afirmar con confianza, humildad y un sentido de gran responsabilidad que seré el candidato designado del Partido Republicano", se congratuló McCain, ante sus partidarios en Dallas (Texas), tras imponerse este martes en los cuatro estados.

El veterano senador por Arizona (suroeste) derrotó definitivamente a sus dos últimos rivales, el ex pastor bautista Mike Huckabee, que arrojó la toalla, y el representante tejano, Ron Paul.

En sus primeras declaraciones como candidato, McCain prometió "no esquivar ninguna responsabilidad" y "luchar cada minuto de cada día para asegurarnos de que el gobierno es tan capaz, sabio, valiente y decente como la gente lo merece".

Dejá tu comentario

Te puede interesar