Hombre disfrazado de obispo se infiltró en Vaticano

Mundo

Un hombre disfrazado de obispo logró infiltrarse en el Vaticano, en el día de la apertura de las congregaciones generales con miras al Cónclave. El hombre llevaba un hábito y objetos para parecerse a un religioso: una cruz al cuello, una bufanda violeta en lugar de la faja y un traje algo corto.

Así vestido, logró entrar en el Vaticano y llegar hasta la plaza frente al Aula Paolo VI, mezclándose con los más de cien cardenales que iban llegando para la primera de las Congregaciones.

Tras ser descubierto, el falso obispo fue llevado fuera de la Santa Sede, entre las risas de los periodistas y operadores de televisión presentes.

Dejá tu comentario