Honduras: Micheletti reconoció contactos con Zelaya a través de un mediador

Mundo

El gobernante de facto de Honduras, Roberto Micheletti, reconoció hoy que existen "contactos" entre su administración y el depuesto mandatario de ese país centroamericano, Manuel Zelaya.    

"Hay contactos a través de un mediador, pero no puedo abundar en detalles", admitió Micheletti, quien dijo estar dispuesto a dejar el poder "si se dan las condiciones", en entrevista al diario "La Tercera" de Chile.    

Sobre lo mismo, el gobernante de facto sostuvo que el camino para resolver la crisis en su país es "la institucionalidad", que a su juicio funciona "perfectamente".    

"En cumplimiento de la Constitución, hay un proceso electoral y esa es la vía para la normalización de la situación política", planteó.    

No obstante, defendió la suspensión de garantías constitucionales en Honduras, aunque reconoció que la medida genera resistencias en sus propias filas.    

"Estamos dispuestos a considerar el retiro del decreto en la oportunidad adecuada", reveló.    

Micheletti aprovechó la entrevista para reiterar sus críticas a Brasil por permitir que Zelaya se refugiara en su embajada en Tegucigalpa.    

"No se puede usar una embajada en un país extranjero para hacer política interna y menos para generar violencia", reclamó.     

El diplomático John Biehl, asesor del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, reveló la existencia inicial de los contactos, sin que estos fueran reconocidos por el gobierno.    

"Estuve en una reunión de tres horas y media en la embajada de Brasil con el presidente Zelaya. Me entregó una carta en la que reafirma absolutamente su voluntad de participar en un diálogo real y efectivo. También he tenido una respuesta similar, muchísimo más constructiva que antes, por parte del sector de Micheletti", reveló.    

El chileno Biehl, cercano al ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, fue el único miembro de una delegación de cinco miembros de la OEA que pudo quedarse en Honduras el domingo. El resto fue deportado.

Dejá tu comentario