Intima Uribe a las FARC: negociación o guerra total

Mundo

Bogotá (EFE, AFP, ANSA) - El gobierno colombiano propuso ayer al nuevo jefe de las FARC, Guillermo León Sánchez, alias « Alfonso Cano», buscar un acuerdo de paz que termine con el conflicto interno, aunque advirtió que si la insurgencia opta por el enfrentamiento, será aplastada. El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, declaró a las emisoras «RCN» y «La FM» que se debe conocer primero la postura de «Cano», sucesor como comandante de las FARC de Pedro Antonio Marín, « Manuel Marulanda Vélez» o «Tirofijo», quien falleció el 26 de marzo, según confirmó la guerrilla el domingo.

«Con la muerte de ' Marulanda' hay una oportunidad. La puerta de la paz está abierta siempre y cuando la guerrilla quiera negociar de buena fe, y tenga la férrea voluntad de llegar a un acuerdo, dejando cualquier actividad terrorista», dijo recordando las palabras del presidente Alvaro Uribe.

Al deceso de «Marulanda» se sumaron las de «Raúl Reyes» e «Iván Ríos», quienes fueron miembros de la cúpula de la agrupación. «Ya comienza a verse con más claridad el fin de esa organización, porque son golpes y sucesos que se suceden cada vez con más rapidez», aseguró Santos, quien con sus éxitos en materia de lucha antiterrorista busca cimentar una posible candidatura presidencial (ver nota aparte).

  • Señales

    «Alfonso Cano», un antropólogo de 59 años al que se considera más inclinado a una solución política que a un desenlace por las armas, no ha dado aún señales del rumbo que tomará al mando de las FARC.

    La postura de Santos fue compartida por el ministro de Interior y Justicia, Carlos Holguín, en una reunión con alcaldes del departamento (provincia) de Antioquía.

    El gobierno, dijo, «tiene las puertas abiertas para el diálogo como las tuvo siempre, pero en el caso de que mantengan su criminalidad, el gobierno continuará como ha venido haciendo hasta desvertebrarlos (a los integrantes de las FARC)».

    Sobre «Alfonso Cano» indicó que «si quiere obstinarse como lo fue la política de las FARC y como fue la actitud de alias 'Marulanda', de mantenerse en la guerra y en la criminalidad, pues está también la total decisión del gobierno, de las fuerzas armadas y de la policía, de perseguirlo, hostigarlo y reducirlo».

    El ministro recordó que «Alfonso Cano» tiene fama de ser más un ideólogo que un combatiente. «Si es tan amigo de la negociación, estamos listos a recibirlo cuando quiera, pero si quiere seguir en la criminalidad, vamos tras él pero rápido», recalcó Holguín. Asimismo descartó cambios en la política de seguridad del gobierno tras la muerte de «Tirofijo». «Por el contrario, vamos a incrementarla», concluyó.

    Al optimismo del gobierno se contrapuso ayer la cautela de Juan Carlos Lecompte, el esposo de la secuestrada ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, para quien la muerte de «Marulanda» no ablandará a los actuales jefes de las FARC ni representa una esperanza de paz.

    En declaraciones al portal brasileño «Correio Web», el marido de la dirigente, un duro crítico de Uribe, afirmó que «las FARC son un grupo muy bien organizado, tienen una línea stalinista y su cadena de comando está intacta».

  • Dinamita

    En ese contexto, las FARC dinamitaron ayer la línea férrea del tren que sirve a la mina de carbón Cerrejón, la más grande a cielo abierto de América latina, bloqueando el transporte del mineral hacia el puerto de embarque, informó la empresa que explota el yacimiento.

    El gerente de Relaciones Externas de la firma Carbones del Cerrejón, Andrés Soto, afirmó en un comunicado que «no existen riesgos ambientales relacionados con el atentado terrorista». Soto precisó que el ataque provocó el descarrilamiento de 43 vagones, cada uno cargado con 110 toneladas de carbón.
  • Dejá tu comentario