Irak: estalló coche bomba en una cancha de fútbol y mató a 18 niños

Mundo

Al menos 36 personas perdieron hoy la vida y 69 resultaron heridas en una nueva jornada de violencia en Bagdad y otros puntos del país.

Por otra parte, el gobierno informó que en las últimas 24 horas las fuerzas de seguridad abatieron a 51 supuestos terroristas y arrestaron a 126 sospechosos.

El ataque más grave de hoy dejó seis muertos y 38 heridos, en su mayoría agentes de policía, en la ciudad de Mosul, situada a 400 kilómetros al norte de Bagdad, según fuentes policiales.

El suceso se produjo cuando un suicida empotró el vehículo que conducía contra una comisaría, explicaron las fuentes, y añadieron que la explosión destruyó el centro policial y causó daños en los edificios cercanos.

En otro incidente, cinco personas murieron y diez más sufrieron heridas por el estallido de otro coche bomba aparcado en la plaza de Al Hurriya, en el barrio de Al Karrada, en el centro de Bagdad, según las fuentes.

El estallido causó daños en los vehículos estacionados en las proximidades y en los edificios colindantes.

En la provincia de Nínive, 450 kilómetros al norte de Bagdad, un suicida con un cinturón de explosivos se inmoló en la puerta de entrada de una empresa de construcción en la ciudad de Baach y causó la muerte de cuatro trabajadores que esperaban para entrar.

Como consecuencia de la explosión, otros cuatro empleados resultaron heridos de diversa gravedad.

Otras dos personas murieron y once resultaron heridas por la explosión de un artefacto en un restaurante del centro de Bagdad, según la policía.

La bomba destrozó el comedor del restaurante Abu Ali, en la plaza de Al Tayarán, en el barrio de Al Karrada, y provocó daños en los locales cercanos.

Los heridos fueron trasladados a varios hospitales de las proximidades, añadieron las fuentes.

También hoy, al menos un civil perdió la vida y otros tres resultaron heridos por la explosión de otro coche bomba en el mismo barrio.

En el barrio de Zayuna, en el este de la capital, tres policías iraquíes resultaron heridos por el estallido de un artefacto explosivo al paso de su patrulla.

Por otro lado, al menos 18 niños perdieron la vida al estallar un coche bomba en las inmediaciones de una cancha de fútbol en la ciudad de Ramadi, unos 110 kilómetros al oeste de Bagdad.

El atentado se produjo en la zona de Al Waqar, próxima a Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, el principal feudo de la resistencia árabe suní.

El ejército estadounidense anunció hoy que un soldado de esa nacionalidad murió ayer en una "operación de combate" en el oeste de Irak. 

Según una nota del mando militar estadounidense, el uniformado, un infante de la Marina, perdió la vida en la provincia de al Anbar, considerada posesión de la insurgencia árabe suní.

El texto no da más información ni detalles sobre las circunstancias en las que se produjo el incidente.

Con esta muerte, son ya 3.150 los soldados estadounidenses muertos en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003. 

El ministerio de Defensa iraquí explicó en un comunicado que hay 51 supuestos terroristas muertos, a los que se añaden 65 arrestados en diversos puntos de Irak, también sospechosos de delitos de terrorismo.

A estos 65 arrestados hay que añadir otros 61 presuntos insurgentes arrestados solo en Bagdad y cercanías, dentro del marco del plan de seguridad del gobierno iraquí llamado "Aplicamos la Ley", según una nota de la oficina que a diario comunica los resultados del plan de seguridad.

La nota explica que los arrestos tuvieron lugar en distintos barrios de Bagdad y sus proximidades, donde fueron hallados también grandes cantidades de armas.

La misma fuente asegura que 21 familias desplazadas por culpa de la violencia entre suníes y chiies ya pudieron regresar a sus hogares. 

Por otro lado, en un incidente separado, fuerzas del ejército iraquí fueron atacadas cerca del pueblo de Tel Taha, situado al sur de Mosul (400 kilómetros al norte de Bagdad), según otro comunicado ministerial.

En el incidente murieron tres atacantes, uno de ellos sirio, y otros 9 fueron detenidos.

En el suceso, las fuerzas de seguridad incautaron una gran cantidad de armas.

Dejá tu comentario