El presidente de Irán repudió "el caos" de las manifestaciones por la muerte de Mahsa Amini

Mundo

El mandatario, Ebrahim Raisi, tildó de "inaceptable" el escenario de revuelta social que se desató en los últimos días, mientras crecen las críticas internacionales hacia el régimen islámico.

El presidente de la República Islámica de Irán, Ebrahim Raisi, rechazó públicamente la revuelta social desatada en el país en medio de las protestas por la muerte de Mahsa Amini, quien falleció tras ser detenida por las Gasht-e-Ershad (patrullas de orientación), más conocidas como "Policía de la moral".

Al respecto, Raisi dijo en declaraciones a la televisión estatal que se debe diferenciar entre "manifestaciones" y "disturbios". Con ese tono, indicó: "La seguridad de la gente es la línea roja. Nadie está autorizado a infringir la ley y sembrar el caos". Para el mandatario, este escenario es "inaceptable".

Las declaraciones del político iraní se produjeron después de que la Policía anunciara que responderá "con todas sus fuerzas" a la revuelta. Entre tanto, los protestantes se manifiestan hace más de 12 días consecutivos para repudiar el accionar represivo de las fuerzas de seguridad. La muerte de Amini se habría producido el 16 de septiembre, tres días después de ser arrestada.

La polémica muerte de Amini y el código de vestimenta

El malestar social se desató después de que Amini fuera detenida en la capital, Teherán, presuntamente por haber violado el régimen vestimenta, que obliga a las mujeres a cubrirse el pelo. Por lo pronto, la Policía niega su implicancia en el polémico deceso de la joven, y el mandatario prometió "transparencia" en la investigación.

Sin embargo, la familia desconfía de esta postura y su abogado ya denunció a los autores del arresto, según informó la agencia Isna. "Hemos pedido al jefe de la Fiscalía y al juez de instrucción que investiguen en detalle la forma en que se desarrolló la detención hasta el traslado de Mahsa al hospital", señaló el letrado, llamado Saleh Nikbakht.

Irán protesta por Amini
Protesta por la muerte de Mahsa Amini.

Protesta por la muerte de Mahsa Amini.

El primo de la mujer fallecida, Erfan Salih Mortezaee, le dijo a AFP que ella habría muerto luego de un "violento golpe en la cabeza", posiblemente recibido por la Policía durante la detención.

Fallecidos y acusaciones cruzadas

Según la agencia Fars, hasta el momento murieron 60 personas en el contexto de las manifestaciones. A su vez, la Policía reportó diez uniformados fallecidos. La ONG Iran Human Rights (IHR), cuya sede está en Oslo, sostuvo el lunes que hay al menos 76 muertos.

Por otro lado, las autoridades locales consideraron que estas manifestaciones son actos de "grupos separatistas" y el fruto de "complots extranjeros", y señalaron a Estados Unidos, su gran enemigo. En contrapartida, crecen las críticas internacionales.

Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, pidió al Gobierno iraní "máxima moderación" para responder a las manifestaciones. Asimismo, España convocó al embajador iraní en Madrid "para expresar su protesta por la represión de las manifestaciones y vulnerar los derechos de las mujeres".

Igualmente, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Hosein Amir-Abdollahian, dijo durante una entrevista con la National Public Radio, en Nueva York, que "no habrá ningún cambio de régimen en Irán".

Dejá tu comentario