Galit Ronen: "El culpable de los atentados se llama Hezbollah y se apellida Irán"

Mundo

La diplomática dijo que "debe ser de interés de Argentina que haya justicia" para las víctimas de los ataques.

La embajadora de Israel en la Argentina, Galit Ronen, está convencida de que “nada impide” la exportación de yerba mate a ese país de Medio Oriente. “El tema es que no hay un mercado grande, aparentemente a los uruguayos y a los argentinos que residen en Israel no les falta el mate”. A continuación, los principales fragmentos de la conversación con Ámbito.

Periodista : ¿Cómo fue celebrar el 73º aniversario del Estado de Israel en pandemia?

Galit Ronen: Fue distinto, pero con la posibilidad de que la gente saliera a celebrar porque tenemos un alto porcentaje de ciudadanos vacunados: las familias pudieron disfrutar de la naturaleza y en los lugares permitidos hicieron asado.

P.: ¿Asado argentino?

G.R.: Más del 90% de las exportaciones de Argentina hacia Israel son de carne.

P.: ¿Y en Argentina algún evento?

G.R.: Donamos tablets a abuelos; esta es la continuidad de una actividad que hicimos el año pasado, que fue tratar el tema de la soledad en la tercera edad y aún más en pandemia.

P.: Teniendo en cuenta que en Israel hay una gran colonia de argentinos y uruguayos, ¿por qué la yerba mate misionera o correntina no pudo ingresar aún en forma directa a ese país?

G.R.: No hay nada que lo impida, el tema es que no hay un mercado grande; aparentemente a los uruguayos y a los argentinos que residen en Israel no les falta el mate (está llegando yerba mate vía el Mercado Común Europeo).

P.: ¿Cómo sigue la lucha contra el covid-19 en el país?

G.R.: El país está cerrado; se está hablando de abrirlo para contingentes turísticos a partir del 23 de mayo. De concretarse, deberán hacerse dos PCR. Bajó mucho el contagio, así como también la gente con coronavirus en estado delicado. Estamos analizando si las vacunas sirven para las nuevas cepas. La de Pfizer tiene una eficacia del 90% y se cree que puede bajar al 70% con las nuevas cepas.

P.: Mucho se ha hablado del milagro económico israelí, que logró superar las hiperinflaciones de la década del 80 aplicando un programa que perdura aún en la actualidad.

G.R.: En cuanto a la economía, no tenemos recursos naturales y, por consiguiente, debemos desarrollar la mente. En la cultura israelí el fracaso no es un problema, es un paso más en el camino hacia el éxito; hay mucho acompañamiento del Estado para el desarrollo, por ejemplo, de incubadoras de empresas.

P.: A 29 años del atentado a la Embajada de Israel y 27 años del de la AMIA, ¿cuál es su reflexión?

G.R.: Debemos llevar ante la Justicia a los culpables que tienen nombre reconocido por la Justicia argentina. El nombre es Hezbollah y el apellido, Irán.

P.: ¿Juicio en ausencia?

G.R.: Nosotros no nos metemos en la forma en que la Argentina llevará adelante los juicios. Queremos que haya justicia para las víctimas de estos atentados. Los dos atentados fueron ataques contra la Argentina y, por consiguiente, debe ser un interés de la Argentina que se haga justicia.

P.: ¿Tuvo reuniones con el presidente Alberto Fernández?

G.R.: Sí, en varias oportunidades, inclusive participé de algunas de las reuniones que el presidente Alberto Fernández mantuvo en su visita a Israel.

P.: ¿Quién es la embajadora de Israel en la Argentina?; ¿qué quedó de la joven que residió muchos años en un Kibutz (granja colectiva) perteneciente al movimiento sionista socialista Hashomer Hatzair (La Guardia de la Juventud, fundado en Polonia en 1913)?

G.R.: De esa joven nada. No soy política, soy diplomática, en Israel el servicio diplomático es profesional, de hecho tenemos prohibido pertenecer a un partido político.

P.: ¿En un futuro le interesaría dedicarse a la política?

G.P.: De joven deseaba ser primera ministra, pero lo deseché.

Temas

Dejá tu comentario