Italia: presidente anunciará mañana su decisión sobre la crisis política

Mundo

El presidente italiano Giorgio Napolitano anunció este viernes que dará a conocer el sábado su decisión en torno a una salida a la crisis política, después de la dimisión del jefe de gobierno Romano Prodi.

Napolitano hizo sus declaraciones luego de dos días de consultas con los principales líderes políticos de Italia.

"Mañana (el sábado) adoptaré la decisión que me parece debe ser adoptada", expresó, agregando que fundamentará su medida con una exposición de motivos.

El dimisionario primer ministro italiano, Romano Prodi, había logrado horas antes el respaldo de sus aliados en la coalición de centro-izquierda para seguir al frente de un nuevo gabinete.

Prodi logró garantías de sus aliados para volver a formar un nuevo ejecutivo tras establecer un pacto de gobierno "no negociable" de 12 puntos.

"O aceptan las condiciones o me voy. Y ustedes saben bien que después de mi partida, la única perspectiva son las elecciones" anticipadas, había advertido Prodi, de acuerdo al diario Corriere della Sera.

El pacto "no negociable" fue impuesto por Prodi a todos los líderes de los partidos de centro y extrema izquierda de su coalición en una reunión mantenida en la sede del gobierno italiano.

El pacto considera aspectos críticos que han opuesto a Prodi contra sus aliados de la izquierda radical, comunistas y Verdes, luego de la victoria en las elecciones legislativas de abril de 2006.

El acuerdo postula que los partidos integrantes de la coalición acepten el despliegue internacional de Italia, especialmente en lo relativo a Afganistán, donde el país mantiene unos 2.000 efectivos, hecho criticado por la izquierda radical.

Además, Prodi reforzará su autoridad sobre sus ministros. De producirse "diferencias", Prodi será "el único" que dará a conocer la postura del gobierno, una disposición que pretende acabar con la cacofonía en el debate sobre asuntos clave.

Prodi se sintió "traicionado" el miércoles en una votación del Senado, precisamente sobre la política exterior de su gobierno.

Dos senadores comunistas desobedecieron la consigna de voto y se abstuvieron, causando así la reprobación del Senado al gobierno de Prodi.

Los comunistas sancionaron así la retirada de su apoyo al primer ministro debido a su oposición a que las tropas italianas se mantengan en Afganistán y a la ampliación de una base estadounidense en Vicenza (norte).

Tras el pacto "no negociable" entre los miembros de centro-izquierda, le toca el turno el sábado al presidente de la República, quien deberá decidir si acepta esa solución.

En caso de que Napolitano la acepte, el primer ministro dimisionario la someterá a continuación a un voto de confianza por parte del Parlamento.

Sin embargo, el jefe del Estado también puede elegir a uno de los líderes del centro-izquierda para encabezar el nuevo gobierno, o a un "técnico independiente".

En último extremo, la Constitución también le otorga el poder de disolver el Parlamento y convocar nuevos comicios.

Por el momento, el líder de la oposición conservadora, Silvio Berlusconi, declaró el jueves que "cualquier intento de reanimar el gobierno de Prodi está destinado al fracaso", y varios diputados de su partido, Forza Italia, lo apoyaron pidiendo elecciones anticipadas.

Pero entre las fuerzas del centro-derecha no existe una estrategia común en favor de comicios anticipados y prima la incertidumbre sobre la estrategia a seguir ante la debilidad de la coalición de centro-izquierda, señalan los analistas.

Dejá tu comentario