Justicia de EEUU dicta sentencia contra Manning

Mundo

La juez militar del caso WikiLeaks, Denise Lind, dictará su sentencia este miércoles contra el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de filtrar cientos de miles de documentos a la plataforma digital de Julian Assange, adelantó la plataforma de apoyo al joven.

El portavoz de la plataforma online Bradleymanning.org, Nathan Fuller, dijo en su cuenta de Twitter que la magistrada leerá su sentencia en Fort Meade, en las afueras de Washington.

La plataforma que reclama la liberación del joven soldado convocó a una vigilia frente a Fort Meade justo antes de la lectura de la sentencia, así como a una protesta ante la Casa Blanca en horas de la tarde del miércoles.

Los 20 de los 22 cargos por los que Lind ya declaró culpable a Manning a finales de julio, entre ellos varios de espionaje y revelación de información secreta, prevén un máximo de 90 años de cárcel, después de que la juez condensara recientemente varias de las penas.

En el último día de deliberaciones de cara a la sentencia, la acusación pidió a la magistrada que dicte una pena de al menos 60 años contra Manning.

La defensa entretanto solicitó en su alegato final una pena más suave para el ex analista de inteligencia en Irak, de 25 años, aunque su abogado principal, David Coombs, no especificó una cifra.

El pasado viernes, en su segunda declaración ante la juez, el propio Manning había pedido perdón ante Lind por los "daños" causados con sus filtraciones, en un intento según observadores de lograr una reducción de la pena para no pasar la mayor parte de su vida tras las rejas.

"Lo siento. Lamento que mis acciones dañaran a personas y lamento que dañaran a Estados Unidos", dijo Manning, quien reconoció que tendrá que "pagar un precio" por ello.

Pero a la par subrayó que su intención nunca fue hacer daño, sino que pensó que "ayudaría" a la gente, y aseguró lamentar las "consecuencias no intencionadas" de unas acciones y decisiones que tomó cuando estaba afrontando "muchos problemas", en referencia a su estado mental. Su defensa ha hecho referencia durante todo el juicio a sus problemas para integrarse debido a sus problemas de identidad de género.

Asimismo, Manning manifestó su esperanza de poder salir algún día de prisión para poder graduarse y ser una "influencia positiva" en la sociedad.

"Quiero ser una mejor persona, ir a la universidad y graduarme (...) sé que puedo y que seré una mejor persona", afirmó y apeló a la magistrada para que le conceda la "oportunidad" de poder demostrar algún día su capacidad de ocupar un "lugar productivo" en la sociedad.

Manning, detenido desde mayo de 2010, está siendo juzgado desde junio por haber filtrado más de 700.000 documentos diplomáticos y militares a WikiLeaks cuando trabajaba como analista de inteligencia en Irak.

Su defensa afirma que lo hizo por idealismo y ha tratado de mostrar una imagen de un joven "ingenuo pero bienintencionado" que lo que quería era provocar un debate público sobre conflictos como Irak o Afganistán.

La acusación entretanto lo presentó como un "traidor" que fue en todo momento "consciente" de las consecuencias de sus acciones.

Dejá tu comentario