Kadhafi, en carpa en pleno París

Mundo

París (EFE, AFP) - La visita oficial a Francia del líder libio Muammar Kadhafi seguía sorprendiendo ayer por los excéntricos gustos de éste, entre los que se destaca la instalación de una carpa beduina en pleno centro de París. Además, se acentuaba la polémica en la clase política local, y la oposición socialista se retiró de la Asamblea Nacionaldurante su exposición, mientras lo acusaba de violar los derechos humanos. Un miembro de la delegación libia explicó que Kadhafi, vestido con una toga color café y llevando en la cabeza una toca negra, recibe a sus invitados en la carpa instalada en el jardín del Hotel Marigny. «No duerme allí, pero recibe a sus invitados como señal de fidelidad a sus orígenes beduinos», explicó.

Mientras, Kadhafi permaneció ayer una hora en la Asamblea para entrevistarse con su presidente, Bernard Accoyer, y asistir a una reunión con los diputados, en la que estuvieron ausentes los de los bloques de izquierda. El secretario del Partido Socialista, Francois Hollande, se preguntó «¿qué es lo que Kadhafi viene a hacer a Francia?», antes de recordar que ex presidentes como Valery Giscard D'Estaing, Francois Mitterrand y Jacques Chirac se negaron a recibirlo, a diferencia de lo que hace ahora Nicolas Sarkozy.

La presencia en la Asamblea Nacional formó parte de la agenda de la segunda jornada de la visita de Kadhafi, que se prolongará hasta el sábado. En la víspera, Kadhafi y Sarkozy firmaron una serie de contratos y acuerdos de colaboración en diversos ámbitos, como la aviación, la defensa, la energía y la cultura, por un valor estimado de 10.000 millones de euros. Sarkozy defiende la visita de Kadhafi con el argumento de que permite incorporar a Libia a la comunidad internacional, pero sus críticos recuerdan que el acercamiento entre ambos surgió tras la mediación de Francia en la liberación de cinco enfermeras búlgaras y un médico palestino, acusados en Libia de haber infectado a cientos de niños con HIV.

Dejá tu comentario