La Liga Árabe dio un nuevo ultimátum a Siria de tres días

Mundo

La Liga Árabe adoptó en Rabat un protocolo para enviar observadores árabes a Siria y pidió a Damasco que retire a su delegado permanente de la organización tras unas declaraciones "no diplomáticas".

A través de un comunicado, la Liga Árabe pidió a Siria que retire a su delegado permanente, Yusef Ahmed, de la organización después de unas declaraciones que realizó el pasado sábado, durante una reunión en El Cairo, en las que afirmó que la organización panárabe está sometida a Estados Uninos y Occidente.

El organismo panárabe exigió que "el gobierno sirio se disculpe oficialmente tras las declaraciones de su delegado hacia el Consejo de la organización", y apuntó: "si Siria no toma medidas eficientes e inmediatas para cooperar con la organización, pone fin a la violencia y libera a los detenidos se tomarán sanciones económicas".

Asimismo, el Ministro de Exteriores catarí, Hamad bin Yasem al Zani, declaró durante una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, que "el gobierno sirio tiene tres días para aprobar el protocolo" adoptadoen el que, entre otras, se exige una vez más el cese de la violencia.

Al Zani, que también es presidente de la comisión ministerial de la Liga Árabe encargada de buscar una solución a la crisis de Siria, explicó que "los observadores comprobarán la aplicación de los dispositivos del plan árabe para solucionar la crisis en Siria y proteger a los civiles" de este país.

Agregó que "una vez que el gobierno sirio firme dicho protocolo, en una plazo máximo de tres días, y ponga fin a todos los actos de violencia y matanzas se enviará la misión de observación inmediatamente a Siria".

Durante la reunión extraordinaria celebrada hoy por los ministros de Asuntos Exteriores de la organización, se estipuló que "el secretario general de la Liga Árabe nombrará al presidente de la misión de observación y mantendrá las conversaciones pertinentes con el Gobierno sirio para firmar el protocolo", indicó Al Zani.

Asimismo, el Ministro de Exteriores catarí sentenció que la organización "no quiere hablar de ultimátum, pero estamos al final del camino".

Por último, Al Zani subrayó que la Liga Árabe condena "los ataques contra las misiones diplomáticas y consulares árabes y occidentales en Damasco" y pide al Gobierno sirio que "proporcione la protección necesaria a todas las sedes de las misiones que se encuentran en su territorio, en virtud de los acuerdos internacionales".

En protesta por la decisión de la Liga Árabe de suspender la participación de Damasco en este órgano, partidarios del régimen sirio han llevado a cabo distintos ataques contra dependencias consulares y diplomáticas de países como Francia, Turquía, Arabia Saudí, Catar o Marruecos.

El pasado sábado, la Liga Árabe suspendió a Siria de su participación como miembro de la organización, al considerar que Damasco no había cumplido con los requisitos de su plan de paz, en una resolución que entraba hoy en vigor si el régimen de Bachar al Asad no cesaba la violencia contra su pueblo.

En este contexto, el ministro marroquí de Exteriores, Taieb Fasi Fihri, indicó que la ausencia de Siria en la reunión de hoy en Rabat significa que la resolución ya es efectiva.

Al menos 376 personas han muerto en Siria por la represión de las fuerzas leales al régimen de Damasco, según cifras de un grupo opositor, que se unen a los más de 3.500 fallecidos que indica la ONU.

Dejá tu comentario