Italia: el alcalde de Lampedusa convocó a una huelga general contra los migrantes

Mundo

Salvatore Martello, enfrentado con el nacional por las políticas migratorias, llamó a "cerrar" la isla ante el aumento de llegadas de indocumentados.

Salvatore Martello, alcalde de la ciudad italiana Lampedusa, habitual puerto de entrada a Europa de los migrantes que atraviesan el Mediterráneo, anunció este domingo una "huelga general" en toda la isla a partir del lunes para protestar contra las últimas llegadas a la costa.

Lampedusa, el punto más meridional de Italia, lleva semanas registrando llegadas de migrantes tras el fin de las restricciones por el coronavirus. La noche del sábado, arribaron un total de 450 personas en un solo barco.

"Mañana voy a convocar a los representantes de organizaciones de profesionales en la isla, y declararemos una huelga general: vamos a cerrar los comercios", declaró Salvatore Martello en un comunicado publicado en redes sociales, en el que criticó al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, "por seguir manteniendo un silencio aterrador" sobre la situación en la isla.

Asimismo, el alcalde instó a los barcos de la Marina italiana a que intercepten a los migrantes y los trasladen directamente fuera de Lampedusa porque el centro de recepción local "está lleno, por encima de todo límite", antes de denunciar que los recién llegados se están escapando de la instalación y violando las normas de protección del coronavirus.

El presidente de la región de Sicilia, Nello Musumeci, se sumó a las críticas al gobierno italiano y pidió a través de Facebook al premier Conte que convoque una reunión urgente para abordar "la emergencia nacional de estos últimos meses, que se convirtió en insoportable en las últimas horas", en relación a la migración.

Musumeci se había enfrentado previamente con el Gobierno italiano al emitir un decreto para prohibir nuevos desembarcos de migrantes y cerrar todos los centros de recepción sicilianos.

El ejecutivo de Conte consideró que el gobierno regional no tenía autoridad para emitir el decreto y lo apeló ante un tribunal administrativo, el cual suspendió el decreto el jueves.

Musumeci justificó sus acciones con el argumento de que los centros de recepción de migrantes superpoblados presentan riesgos de contagio en medio de la pandemia actual de coronavirus.

Dejá tu comentario