Libia: condenaron a muerte a enfermeras búlgaras

Mundo

Cinco enfermeras búlgaras y un médico palestino fueron condenados hoy a la pena de muerte en Libia al ser hallados culpables de infectar deliberadamente a cientos de niños con el virus del SIDA, anunció el juez del juicio al término del segundo proceso judicial contra los acusados.

Los seis acusados, que están presos en Libia hace siete años, ya habían sido juzgados y condenados a muerte, pero la Corte Suprema autorizó un segundo proceso el año pasado luego de las críticas que recibió el primer juicio de parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que exigen la liberación de los detenidos.

El veredicto, que puede ser apelado, fue leído por el juez Mahmoud Hawissa tras una audiencia de siete minutos en un tribunal de Trípoli, la capital de este país del norte de África.

Los seis trabajadores médicos extranjeros fueron hallados culpables de infectar a 426 niños libios -50 de los cuales murieron- con el virus del SIDA en un hospital de la ciudad de Benghazi a fines de la década de 1990.

La Fiscalía había pedido pena de muerte, mientras que los acusados negaron los cargos.

El caso y el largo juicio perturbaron los esfuerzos del presidente libio, Muamar Kadafy, de reconciliar a su país petrolero con las naciones de Occidente, una política que comenzó cuando Trípoli anunció que renunciaba al desarrollo de armas de destrucción masiva, en 2003.

El comisionado de Justicia y Seguridad de la UE, el italiano Franco Frattini, dijo que estaba "conmocionado" y que sentía una "gran desilusión" por la sentencia. 

Pero los libios apoyaban mayoritariamente la condena a muerte, según mostraron encuestas.

Unos 50 familiares de los chicos infectados se congregaron en las puertas del tribunal para esperar la sentencia, con pancartas que decían "Muerte a los asesinos de los chicos" y "HIV made in Bulgaria".

Bulgaria, al igual que la UE, Estados Unidos y organizaciones de defensa de los derechos humanos de todo el mundo, aseguran que los niños se contagiaron por las deficientes condiciones sanitarias del hospital de Benghazi.

Luc Montagnier, el médico francés que descubrió el virus HIV, dijo hace algunos años que la infección se desató en el hospital de Benghazi en 1997, un año antes de la llegada de las enfermeras y médicos.

Dejá tu comentario