14 de noviembre 2013 - 22:19

Llegó portaaaviones de EEUU y agiliza ayuda en Filipinas

Gran parte de los suministros se encuentran en Manila.
Gran parte de los suministros se encuentran en Manila.
La llegada de soldados de la Marina estadounidense a Filipinas ayudó a mejorar la distribución de ayuda en las zonas arrasadas por el tifón "Haiyan".

"Están aterrizando helicópteros cada minuto, que llevan paquetes de ayuda", dijo el portavoz de la organización de cooperación alemana I.S.A.R. Germany, Mark Rösen, desde Tacloban. La ciudad se ha convertido en la base desde la que se distribuyen los paquetes de asistencia al resto de la región, esperados por cientos de miles de supervivientes desde el viernes pasado.

El portaaviones "USS Washington" llegó a la zona de la catástrofe y echó el ancla ante las costas de Samar, informó la Marina estadounidense.

Fue allí donde tocó tierra "Haiyan" el viernes. El barco lleva a bordo unos 5.000 soldados y más de 80 aviones y helicópteros. La tripulación apoya a las tropas norteamericanas que ya están activas en el aeropuerto de Tacloban.

Los helicópteros Black Hawk puede transportar hasta mil kilos de peso. Despegan una y otra vez desde el aeropuerto con la ayuda, sobre todo alimentos y agua potable. En el puerto, el carguero "USNS Charles Drew" trajo a bordo 7.000 litros de agua y comida.

Horas antes, Naciones Unidas instó a las autoridades locales y a las agencias internacionales a entregar con más rapidez la ayuda. Asimismo, el coordinador de Asuntos Humanitarios del organismo indicó que los muertos suman 4.460, tras citar fuentes del gobierno filipino.

La secretaria general adjunta de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, que visitó las áreas arrasadas en Tacloban, en la isla de Leyte, expresó su frustración porque gran parte de los suministros estaban estancados en Manila.

"Espero que en las próximas 48 horas esto cambie de forma significativa. Tengo la sensación de que hemos fallado a mucha gente", indicó Amos, de vuelta en Manila tras inspeccionar los efectos del tifón que golpeó el archipiélago el pasado viernes.

"La gente necesita ayuda desesperadamente. Debemos aportarle esa ayuda ahora. Ellos dicen ya que se toma mucho tiempo para llegar. La prioridad inmediata es garantizar una distribución más rápida", añadió en Manila, un día después de haber visitado Tacloban, una de las ciudades más afectadas por el tifón.

Dejá tu comentario

Te puede interesar