Los McCann desmienten por televisión haber drogado a Madeleine

Mundo

Los padres de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en mayo, calificaron hoy de "indignantes" las alegaciones de que hubieran dado sedantes a sus hijos, en su primera entrevista desde que fueran declarados sospechosos, al canal televisivo español Antena 3.

"Esta clase de cuestiones y su publicación no tienen ni pies ni cabeza", exclamó el padre de la pequeña, Gerry McCann, ante las cámaras de Antena 3, acompañado de su esposa Kate.

"Es absolutamente falso que Madeleine y los niños recibieran medicamentos, es indignante", añadió el padre, durante la entrevista grabada el martes en Gran Bretaña, y de la que Antena 3 difundió algunos fragmentos de forma anticipada.

El padre de la pequeña Madeleine hacía referencia a algunos artículos de prensa que sugerían que Maddie podría haber sido víctima de una sobredosis de sedantes y que sus padres habrían después escondido el cuerpo.

"Ni siquiera voy a contestar a esa pregunta, lo siento", respondió Kate McCann, visiblemente emocionada y al borde de las lágrimas.

Se trata de la primera entrevista de los McCann desde que fueron declarados sospechosos en el caso por parte de la policía portuguesa.

Según el entorno de la pareja, los McCann son sospechosos de haber matado accidentalmente a su hija y haber hecho desaparecer el cuerpo, mientras los padres de la pequeña claman que son inocentes.

La cadena española difundirá la integridad de la entrevista hacia las 22H30 GMT.

Los esposos McCann tienen previsto abrir hoy una línea telefónica gestionada por detectives privados con la esperanza de recoger informaciones sobre su hija.

"Kate y Gerry McCann van a lanzar hoy un llamamiento directo y sincero a los habitantes de España, Portugal y Africa del Norte para pedirles su ayuda con el fin de encontrar a su hija Madeleine", informó la portavoz de la familia, Clarence Mitchell.

Este llamamiento debería tener lugar durante la difusión de la entrevista completa en la noche del miércoles en Antena 3.

La línea se corresponde con un número telefónico en España (+ 34 902 300 213) y estará gestionada por un equipo de detectives privados con sede en este mismo país, que han sido contratados por los McCann.

La portavoz aseguró que la apertura de esta línea ha recibido el "apoyo total" de las policías española y portuguesa.

Madeleine, entonces de tres años de edad, desapareció el 3 de mayo cuando dormía en su habitación de un complejo hotelero de Praia da Luz junto a su hermano y su hermana, mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano.

Dejá tu comentario