Los padres de Madeleine admiten que podría estar muerta

Mundo

Los médicos británicos Kate y Gerry McCann, padre de la niña Madeleine desaparecida desde el pasado 3 de mayo en el sur de Portugal, admitieron ahora que su hija podría estar muerta, mientras Scotland Yard incautó una computadora de la familia.

Aunque los McCann admitieron por primera vez que existe "una probabilidad" de que Maddie esté muerta, ellos aún no se han dado por vencido.  

Clarence Mitchell, portavoz oficial de la familia, declaró que Kate y Gerry "son lo suficientemente realistas para saber que existe la posibilidad de que Madeleine esté muerta".

"Pero no se han dado por vencido acerca de que pueda seguir con vida y que es cuidada por alguien en algún lado", agregó.

"Pero por naturaleza humana uno teme lo peor y por eso ellos necesitan saber qué pasó", dijo Mitchell.

Según informó hoy un diario ingles, tras la admisión de los McCann, la Policía británica habría incautado una computadora personal de Gerry, reporte que fue desmentido por el propio Mitchell.

"La Policía no hallará nada de interés en ese ordenador", aclaró el vocero de la familia.

"No hay nada incriminador allí, porque simplemente no hay nada que pueda incriminar a los McCann. La computadora fue utilizada para escribir los comunicados de Gerry y Kate, y como base de datos para los contactos de prensa", continuó.

En tanto, Gerry McCann volvió a escribir en su blog personal de Internet acerca de las esperanzas de hallar con vida a su hija.

"Contrario a algunos reportes, Kate y yo no aceptamos que Madeleine 'está probablemente muerta'. Sabemos que es una posibilidad, pero el hecho de que no haya evidencia de que Madeleine no ha sido seriamente lastimada, nos da esperanzas de que pueda ser hallada viva", dijo el médico.

Gerry dio la bienvenida al cambio de dirección que ha tomado la causa bajo el mando del jefe policial Paulo Rebelo, quien ordenó nuevos allanamientos y requisas en Praia da Luz, donde desapareció la niña.

"La locura mediática está gradualmente acallándose, con algunos reportes ocasionales sin sustancia de nueva 'evidencia' encontrada", escribió el padre de Maddie en el sitio FindMadeleine.com.
"Es muy alentador que los agentes de Rebelo estén analizando nuevamente el material de la pesquisa, que esperemos identifique áreas para más investigaciones", agregó.

Madeleine McCann, de cuatro años, desapareció cuando dormía junto a sus hermanos, los mellizos Sean y Amelie, de una habitación del complejo turístico Ocean Club de Praia da Luz, mientras sus padres cenaban con un grupo de amigos en un restaurante de tapas aledaño.

Dejá tu comentario