Putin cruzó a Boris Johnson y le recordó el rol de Margaret Thatcher en la Guerra de Malvinas

Mundo

El premier británico había dicho que si su par ruso fuera mujer, no habría atacado a Ucrania. El líder ruso respondió que en 1982 "una mujer decidió empezar una guerra".

Con el conflicto en Ucrania como telón de fondo, Vladimir Putin cruzó este jueves al primer ministro británico, Boris Johnson, utilizando una referencia a la Guerra de Malvinas y al papel de Margaret Thatcher durante la contienda.

Todo comenzó cuando Johnson afirmó a la cadena de televisión alemana ZDF que Vladimir Putin no habría iniciado una ofensiva en Ucrania si fuera mujer. Luego, denunció la operación militar rusa como "un ejemplo perfecto de masculinidad tóxica", al cierre de la cumbre del G7 en Alemania.

Lejos de especular, Putin le respondió desde Turkmenistán, afirmando que los dichos del premier inglés eran "incorrectos" y utilizando a la "Dama de Hierro" como argumento para contrarrestar al líder conservador.

El presidente ruso puso un ejemplo del mismo Reino Unido, al recordar que la antigua primera ministra "Margaret Thatcher decidió lanzar una ofensiva contra Argentina para controlar las islas Malvinas en 1982". "Allí, una mujer decidió empezar una guerra", dijo el líder ruso.

Roces

Pero la reacción de Putin no fue la única de Moscú. Posteriormente, la embajadora del Reino Unido en esa ciudad fue citada al Ministerio de Relaciones Exteriores ruso para protestar por las declaraciones "groseras" del primer ministro Boris Johnson sobre el presidente Vladimir Putin, indicó la diplomacia rusa en comunicado.

Moscú protestó "firmemente" ante Deborah Bronnert contra "las declaraciones abiertamente groseras de las autoridades británicas sobre Rusia, su dirigente, funcionarios y el pueblo ruso", precisó el comunicado.

"En una sociedad educada, es costumbre disculparse por unas declaraciones de este tipo", subrayó la diplomacia rusa, denunciando una "retórica insultante e inaceptable".

Por su parte, el ministro de Defensa británico, Ben Wallace, declaró ayer a la emisora LBC Radio que "la visión que el presidente Putin tiene de sí mismo y del mundo es un síndrome de hombrecito, una visión machista".

Los comentarios de Johnson fueron objeto de burlas por parte de otras autoridades rusas.

"Gran imaginación"

"A Freud le habría encantado tener en vida un tema así para sus investigaciones", destacó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a la agencia de prensa Ria Novosti respecto al jefe del gobierno británico.

"Boris Johnson tiene una gran imaginación. ¿Qué demonios hicieron los Siete juntos?", comentó por su parte Maria Zajarova, portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores ruso en Telegram, en referencia a la cumbre de los dirigentes de las siete principales potencias del G7.

En ese sentido, el ministro británico Wallace también criticó a Zajarova, acusándola de "amenazar a todo el mundo con armas nucleares" cada semana.

Al convocar a la embajadora británica, el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores también subrayó que era "inaceptable" que los responsables británicos "hagan propaganda de informaciones deliberadamente falsas, sobre todo sobre supuestas amenazas de la parte rusa de 'recurrir a las armas nucleares', indicó la diplomacia rusa en su comunicado.

Dejá tu comentario