7 de diciembre 2007 - 00:00

Manual de zonceras y sandeces

La Jelinekdice que seconfunden,que ella noes tontasinoinocente.Susana,por lopronto,quiere ir aver al DalaiLama, peroal Tíbet. González Oro ahora sale depaseo con su hijo del corazón. Blumberg,hombre quefue candidatopese areconocerque detrásde él nohabía genteidónea.
La Jelinek dice que se confunden, que ella no es tonta sino inocente. Susana, por lo pronto, quiere ir a ver al Dalai Lama, pero al Tíbet. González Oro ahora sale de paseo con su "hijo del corazón". Blumberg, hombre que fue candidato pese a reconocer que detrás de él no había gente idónea.
  • Susana Giménez, quien hace una semana se despidió de su programa y retornará en algún momento de 2008, dijo frente a Mirtha Legrand: «Me voy al Tíbet a ver al Dalai Lama». Habría que notificarla de que no lo va a encontrar, a menos que en uno de sus viajes a Miami se haga una escapada a Nueva York.   

  • «Voy a recorrer el país con ojotas.» Elisa Carrió dixit, a quien habría que sugerirle la conveniencia de utilizar otro calzado si quiere ser Forrest Gump. Después, para no olvidar su misticismo, sostuvo: «La Argentina necesita sanarse».   

  • «Tú empiezas a hablar con gente a la que odias y que te habría metido una bala en la cabeza, pero tienes que ir a las cárceles y visitarlos. Y cuando ves a alguien personalmente, adquiere una humanidad que no tenía cuando era un personaje del periódico. A la vez, yo tenía que estar leyendo marxismo. Entonces, por un lado, la investigación era tratar de entender por qué alguien me metería una bala en la cabeza a mí o a la clase social de la que formo parte. Y por otro lado, fui investigando y viendo que había muy buenas razones para meterme una bala en la cabeza...». Por ejemplo, qué razones, le preguntó el periodista al escritor peruano Santiago Roncagliolo, que está presentando el libro «La cuarta espada. La historia de Abimael Guzmán y Sendero Luminoso». La respuesta del joven de 32 años: «Provengo de una familia de la izquierda democrática. Y descubrí cosas que produce la ideología en ti, por ejemplo, cuando vas por la calle e ignoras a los mendigos, no los ves. Cosas que empezaron a parecerme terriblemente duras y todos vivíamos como si no pasaran. No es que llegues a justificar a la otra parte, porque fueron extremadamente crueles. En realidad, todos son bastante horribles, no hay buenos ni malos en esta historia: todos son malos y tú no eres inocente tampoco». ¿Y él? ¿Acaso en su investigación periodística para escribir el libro ingnoró un par de datos, como que Guzmán y su gente mataban campesinos porque sí y a los que iban a votar les cortaban un dedo de la mano?   

  • A la mañana siguiente de brindar un exitoso recital en el estadio Luna Park, el cantante cuartetero Carlos «La Mona» Jiménez dejó plantado al presidente Kirchner, quien lo esperaba para una visita protocolar. Poco después de lo sucedido, su mujer, Juana Delseri, justificó a su marido diciendo, suelta de cuerpo, que el cantante -luego de una noche de juerga y copas- se había quedado «durmiendo la mona». Curioso: también Kirchner dejó plantada a gente (su colega ruso Vladimir Putin y a la titular de Hewlett-Packard, Carly Fiorina), pero jamás su esposa tuvo la excusa tan pueril de la «mona».   

  • «En Grecia me sentí Hércules.» Darío Lopilato, actor gracias a su hermana, luego de un viaje por Atenas que, al parecer, logró transformarlo en gigante.   

  • «A veces me hago un poco la tonta, pero soy muy inocente.» La confesión es de Karina Jelinek, la modelo que ahora canta en lo de Tinelli y que construyó su carrera justamente como « tonta». En un reportaje en «Pronto», dijo también: « Teresa Calandra me dice que quiere ser como yo».   

  • «Me molesta la idea de que si sos atractiva, tenés que demostrar que sos muy, pero muy inteligente.» Cristina de Kirchner en «Gente».   

  • «Me convertí al evangelismo... Oramos todas las noches, que es diferente que rezar, porque orar es hablar con Dios... Cuando entregás el mando de tu vida a Jesús, sos una nueva persona.»
    Definiciones de «Yuyito» González, ex de Guillermo Cóppola, de abundante desparramo sexual en las revistas de moda -por lo menos-, quien agregó en el cambio que se viene: «Desterré la palabra sexy de mi vida». Felicidades.   

  • «Es mi hijo del corazón», dijo González Oro en «Pronto», al referirse a la relación que lo une al «Susano más sexy» (del programa de la Giménez, obvio), al que le regaló un Mini Cooper que fueron a probar el fin de semana a Punta del Este. Hace dos semanas viajaron juntos a Madrid y a París.   

  • «En Mendoza estamos orgullosos de nuestra inflación.» Como se sabe, la de esa provincia es superior a la del INDEC, y la frase pertenece al orgulloso vicepresidente electo Julio Cobos.

  • Las últimas sandeces de Hugo Chávez. Previamente a reconocer su derrota en el referéndum sobre la reforma constitucional, afirmó: «Esto es contrario a toda lógica». A posteriori del anuncio, continuó con sus dislates intelectuales al declarar: «No se pudo por ahora, pero mantengo la propuesta. Esta propuesta sigue viva, no está muerta». Finalmente, el miércoles, esta grotesca opereta venezolana terminó con un final en tono molto vivace... cuando Hugo se dirigió a la oposición con estas sabias palabras: «Sepan administrar su victoria, pero ya la están llenando de mierda; es una victoria de mierda y la nuestra llámenla derrota, pero es de coraje. Déjenme decirles que es ahora cuando la revolución está más fuerte que nunca». Se requiere tratamiento médico.   

  • «Nuestros hermanos y hermanas de la Capital Federal se tienen que incorporar al sentir propio nacional.» Del presidente Néstor Kirchner, copiando a su jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien ya había anticipado que los porteños son soberbios y, geográficamente, descubrió para el manual del secundario que «vivían en una isla». ¿No le querrán cambiar la identidad a la población?   

  • «Fabián siempre me dice: 'Vos pensás demasiado'. Es verdad, pero no puedo dejar de creer que si todos pensaran las cosas un poquito más, el mundo sería mucho mejor». -¿En qué sentido?, le preguntó el periodista a Nicole Neuman (la novia del futbolista Fabián Cubero). Respuesta: «Me pasó el otro día. Había ido a comer a Puerto Madero y desde el auto vi que entre el grupo de cinco personas que estaba por cruzar la avenida llena de camiones había un cachorrito. ¿Vos te creés que alguna de esas cinco personas lo levantó? ¡Nadie movió un pelo! No te digo que se lo lleven a sus casas como hago yo, pero por lo menos que lo ayuden a cruzar...». Repregunta: -¿La vida de un perro se equipara a la de un ser humano? Respuesta: «Sí, totalmente».   

  • Soledad Villamil, actriz que ahora canta: «Me encantala chacarera porque es un baile muy grupal. Pero... no sé, la chacarera me llegó de grande». ¿Hablará en clave de alguna afición inconfesable?   

  • «Una mezcla de ginebra y Marlboro.» Así definió Mariah Carey su nuevo perfume llamado «M». Abstemios y no fumadores, abstenerse.   

  • «El día que perdimos la elección fui a saludar a mis colaboradores y todos estaban con la cara por el piso. Yo les dije: 'Ustedes están mal, pero no se preocupen porque yo estoy feliz. Detrás de mí no había gente idónea. Yo no entré, pero ellos tampoco». Pensamiento de Juan Carlos Blumberg que obliga al interrogante: si lo sabía, para qué se presentó a las elecciones?   

  • «No tengo opiniones políticas. Mi vida transcurre de la misma manera ahora que con Chupete. Puedo vivir como un francotirador.» Del ex ricotero Indio Solari a la revista «Veintitrés», no sin antes haber reconocido como buena la política de derechos humanos del gobierno K y la mejora en la economía.   

  • «Quiero convertirme en una actriz consagrada», le dijo Silvina Luna a «7 Días», promocionando un calendario 2008 que la sigue mostrando como lo que es, una «bomba sexual».   

  • «Podés conseguir cosas con mayor facilidad, es más fácil conquistar a un hombre. Vas a distintos lugares y te hacen descuentos, es difícil que te digan que no a algo.» Las principales ventajas de ser hermosa, según Macarena Picón, modelo.   

  • En el libro «Golden boys», del escritor Iglesias Ille, se describe la vida de jóvenes ejecutivos argentinos que crecieron económicamente en Manhattan de la mano de los bonos emergentes. La siguiente declaración de uno de dichos traders es un fiel reflejo de la mentalidad de estos «profesionales»: «
    Aunque querramos volver a la Argentina, nos gusta vivir en EE.UU., donde todo funciona y las reglas son claras. Y nos gusta la guita, como a todo el mundo. Bueno, quizás un poco más que a todo el mundo». Obvio.

  • El jueves de la semana pasada, los diputados porteños sancionaron una ley redactada por el gobierno de Jorge Telerman. La norma en cuestión perdona a los ciudadanos que no fueron a votar y, asimismo, a las autoridades de mesa que no cumplieron con su deber. Sin embargo, la frutilla del postre es la siguiente: también fueron amnistiados los candidatos que burlaron burdamente la ley electoral a través de excesos en los gastos de campaña, utilización de publicidad oficial para inducir al voto, etc. ¡Zonzos son los que votan¡   

  • Un tribunal de Kartún, capital de Sudán, condenó a una maestra británica a 15 días de prisión. La razón: ¡haber permitido a sus alumnos que pusieran el nombre de Mahoma a un osito de peluche! En realidad, la pena original, al considerarse que su actitud había ofendido las creencias religiosas e incitaba al odio, era de 40 latigazos o tres meses de prisión y el pago de una multa. La pena fue rebajada ante la intervención de la embajada inglesa. El final del episodio no pudo ser más insólito; la delegación diplomática de Sudán, en Londres, calificó el hecho como... «una tormenta en un vaso de agua».

  • Durante los fuertes incidentes registrados la semana pasada en los barrios periféricos parisinos, poblados mayoritariamente por familias de inmigrantes de muy bajo nivel económico, las autoridades francesas hallaron un blog en el que un adolescente, muerto en el choque contra un vehículo policial, afirmaba: «Os reís de mí porque soy diferente, pero yo me río de vosotros porque sois todos parecidos».   

  • Durante el estado de emergencia declarado últimamente en Pakistán, aproximadamente 50 abogados opositores fueron enviados a prisión. Un vocero oficial de la Prisión Central declaró: «Los letrados estaban felices... porque aquí se encontraban con sus clientes y podían hablar con ellos sin restricciones».
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar