Masiva marcha en Venezuela contra cierre de canal de TV

Mundo

Caracas, (ANSA) - Miles de venezolanos marcharon ayer en Caracas en defensa de la "libertad de expresión" y del canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV), al que el gobierno le niega la renovación de su licencia a partir del 27 de mayo.

Los manifestantes se concentraron en cuatro puntos estratégicos para recorrer distintas rutas que los llevaron a encontrarse en Chacaíto, en el sector centroeste de la ciudad, donde se realizó el acto central en medio del despliegue de una pancarta de un kilómetro de longitud calificada como "la más grande América Latina".

La movilización comenzó con un desfile de carteles y banderas al compás de pitos y consignas de "No al cierre de RCTV" y "Libertad".

Unos 1.800 policías y fuerzas de seguridad controlaron la marcha.

La multitudinaria manifestación convocada 26 partidos y grupos opositores, bajo la organización del Comando Nacional de la Resistencia, es uno de los últimos intentos de la oposición para que el presidente Hugo Chávez reconsidere su decisión de no renovar la licencia antes del 27 de mayo.

Chávez negó nuevamente el viernes por la noche un cambio de decisión: "Señores de la oligarquía venezolana, la única forma en que la concesión no termine es que el domingo 27 a las 12 de la noche Hugo Chávez no sea presidente de Venezuela", afirmó en un acto de la televisora multiestatal Telesur.

El jefe de Estado añadió que "a partir del lunes 28 se incrementará la libertad de expresión y de opinión en Venezuela".

"El nuevo canal de servicio público (que sustituirá a RCTV) será liberado de la dictadura que ha funcionado en esa señal desde hace más de medio siglo", dijo.

El líder opositor y gobernador del Zulia, Manuel Rosales, dijo que "el pueblo sabe que Chávez y su pandilla lo que quieren es apoderarse de todos los medios de comunicación para convertir a la opinión venezolana a través de una sola vía (...) Que sólo sean ellos los que tengan la posibilidad de dirigirse al país".

"Cuando una pandilla, como en este caso, tienen todo el poder y absoluto, los límites solo los marca su conciencia y actuación dentro de los patrones morales. Parece que Chávez y su grupo no están actuando con sentido de grandeza, sino rompiendo límites y valores, queriendo destruir esta sociedad venezolana", expresó.

Tanto el gobierno como la oposición aseguran que la contraparte posee la "hegemonía comunicacional" en el país, con el control de los medios, mientras han venido aumentando las radios, televisoras y medios impresos del Estado en los últimos años.

Las autoridades defienden el derecho del gobierno a administrar las concesiones radioeléctricas y aseguran que RCTV podrá seguir transmitiendo por cable, algo que la empresa no ha solicitado mientras lucha en los tribunales por lo que considera su derecho legal a seguir operando la señal, que data de 53 años.

La medida contra el canal, que Chávez llama "golpista" por su presunta actuación durante el golpe fallido de 2002, ha recibido la condena de organismos internaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa, Periodistas Sin Frontera, y de sectores políticos de otros países como el Senado chileno.

Además es rechazada por la mayoría de los venezolanos, según las encuestas privadas locales.

Dejá tu comentario