México: la izquierda proclamó "presidente" a López Obrador

Mundo

México, Set 16 (AFP) -Una masiva asamblea de la izquierda mexicana proclamó ayer a su líder Andrés Manuel López Obrador como "presidente legítimo" del país y desconoció al conservador Felipe Calderón como mandatario electo, al considerar fraudulento el resultado oficial de las elecciones de julio.

Centenares de miles de manifestantes congregados en la plaza central de la capital mexicana votaron a López Obrador como "presidente legítimo de México" frente a la opción de ser declarado "coordinador de la resistencia civil pacífica".

"Acepto el cargo de presidente de México. Esta presidencia simboliza los anhelos de cambio del pueblo mexicano", dijo López Obrador al concluir la Convención Nacional Democrática con centenares de miles de participantes, que aprobó por aclamación esa propuesta.

"Presidente, Presidente", fue la respuesta de la mayoría de los participantes en la multitudinaria concentración en la plaza central capitalina del Zócalo.

Al mismo tiempo, el ex candidato presidencial proclamó la formación de "una nueva república, que promoverá el bienestar, la cultura y construirá una nueva legalidad".

"Mantenemos la certidumbre: ganamos la elección presidencial", afirmó luego López Obrador al reiterar su rechazo a la decisión de la justicia electoral que el 5 de septiembre validó el triunfo de Calderón por una estrecha ventaja de 0,56% de los votos.

El líder izquierdista dijo además que su "gobierno" tendrá asiento en el distrito federal, pero será de carácter "itinerante" y fijó la fecha de "toma de posesión" para el 20 de noviembre, día del aniversario de la revolución mexicana.

También subrayó que la flamante formación de un Frente Amplio Progresista, integrado por los partidos de la coalición electoral Por el bien de Todos y entidades sociales, "surge en el momento preciso" para oponerse a la coalición "derechista" entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el oficialista Partido de Acción Nacional.

"Se rechaza la usurpación y se desconoce a Calderón como presidente y a los funcionarios que él designe, y se rechazan todos los actos de su gobierno de facto", fue otro de los puntos votados por la mayoría de los manifestantes.

La formación de una coordinadora de "resistencia civil pacífica", que se propone llevar a cabo una serie de iniciativas el 1 de diciembre, día de la investidura de Calderón, también formó parte del pliego de puntos aceptados por los manifestantes.

"La elección fue injusta y fraudulenta y hacemos bien en defender nuestra dignidad", dijo previamente la escritora Elena Poniatowska ante los participantes en el masivo mitin.

Un total de 1.025.724 delegados participaron en todo el país de las discusiones previas a la Convención Nacional Democrática, aseguraron los organizadores, aunque no dieron cifras de los participantes en el acto de este sábado, mientras medios de prensa lo estimaron en centenares de miles.

Según Poniatowska, el foro marca el inicio de "una nueva parte de la historia democrática" de México, en la que se combatirá "a un gobierno espurio", y a la vez calificó a Calderón como "el usurpador del PAN" (Partido de Acción Nacional, en el poder).

La Convención se realizó tras un amplio bloqueo de ocho kilómetros en el centro de la capital mexicana que había comenzado el 30 de julio pasado, en rechazo al escrutinio oficial.

Calderón, quien asumirá un gobierno débil por la escasa diferencia de votos en las elecciones y las movilizaciones en su contra, se esfuerza en mantener una postura cauta ante las protestas de la izquierda y llamó a este sector a abrir un diálogo y a superar las confrontaciones de la campaña proselitista y la etapa postelectoral.

Dejá tu comentario