Nueva amenaza del régimen iraní: "La oposición será eliminada"

Mundo

La Guía Suprema iraní, el ayatolá Ali Jamenei, lanzó hoy una dura advertencia a los líderes de las protestas contra la reelección, hace seis meses, del presidente Mahmud Ahmadinejad, a los que amenazó con "eliminar a los ojos de la nación".

"La oposición será eliminada a los ojos de la nación", afirmó Jamenei en un discurso transmitido por la televisión estatal, en el que acusó a los dirigentes de las protestas de haber "violado la ley".

Jamenei habló mientras circulaban desde anoche versiones sobre el posible arresto de Mir Hossein Mussavi y de otros líderes de las protestas y manifestaciones en plazas y universidades.

El ayatolá, sin dar nombres, acusó a esos líderes de haber "violado la ley, organizado rebeliones y alentado a la gente a resistir al sistema" de la república islámica.

"No se trata de poca cosa y todo esto ha alentado a los enemigos", agregó Jamenei.

Las palabras de la Guía Suprema aludían a Mir Hossein Moussavi y a Mehdi Karoubi, quienes se negaron a reconocer la validez de las elecciones del 12 de junio, en las que fue reelecto Ahmadinejad, y denunciaron fraudes masivos en esos comicios.

"Pero ellos son como la espuma sobre el agua y lo que permanece es el sistema.
La oposición será eliminada a los ojos de la nación", amenazó Jamenei.

La polémica sobre las elecciones "terminó" y no debe haber más protestas, destacó la Guía Suprema sobre la reelección de Ahmadinejad, que desató una serie de manifestaciones y disturbios, los más graves en la historia de la República islámica.

"Las elecciones terminaron, fueron legales y (los opositores, ndr) no pudieron demostrar sus afirmaciones", añadió la Guía Suprema.

Los líderes de la oposición "alegraron a los enemigos", afirmó Jamenei y sostuvo que fueron ellos quienes apoyaron la quema de una fotografía del ayatolá Ruholá Jomeini, fundador de la República islámica.

Las versiones que daban por inminente el arresto de los dirigentes de las protestas, sostenían que las autoridades iban a justificar las detenciones con un video transmitido por la televisión en el cual se ve a un grupo de personas que da fuego a una foto de Jomeini.

Los fundamentalistas atribuyen la quema de la foto a estudiantes opositores, mientras otras fuentes, entre ellas el instituto controlado por la familia del difunto ayatolá, dudaron de esa versión.

El heredero directo del fundador de la república islámica, Hassan Jomeini, hasta ahora mantuvo silencio sobre el caso.

Los Pasdaran iraníes, por su parte, advirtieron hoy en un comunicado que están preparados para "enfrentar a los enemigos, incluidos los del interior" del país.

Los Guardianes de la Revolución pidieron además "juicio inmediato y castigo de los elementos que están entre bambalinas y de aquellos que cometieron el acto vergonzoso".

"Enfrentaremos a los enemigos en la escena de la guerra de terciopelo o abierta", afirmó el texto.

"Debemos buscar las raíces de todo esto en los círculos de los enemigos extranjeros de la revolución y del sistema y en algunos círculos sediciosos en el interior del país", agregó.

El comunicado fue difundido por la agencia de prensa ILNA, después que la televisión estatal transmitió las imágenes de personas que quemaban una foto de Joneini, afirmando que eran estudiantes de la oposición.

En precedencia, el sitio Kaleme, del líder opositor Mir Hossein Mussavi, instó a sus seguidores a vigilar, afirmando que el episodio de la foto quemada puede ser usado para descabezar al movimiento de protesta con "métodos no convencionales".

Luego de las elecciones presidenciales de junio unas 4.000 personas fueron detenidas por participar en las manifestaciones de protesta.

Por otra parte, unas 140 personas cercanas a los reformistas, fueron acusadas de complotar contra el régimen y están siendo juzgadas.

Una declaración firmada por 232 de los 290 diputados solicitó que la justicia "afronte seriamente a aquellos que dirigieron la sedición en los últimos meses".

Dejá tu comentario