La OCDE estima que Colombia liderará la recuperación de América Latina

Mundo

El organismo prevé que el PBI de ese país crecerá 7,6% este año e instó a avanzar con la reforma tributaria para evitar retrocesos.

Colombia liderará este año la recuperación en la región de América Latina con un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 7,6%, después de una contracción del 6,8% en 2020, según el último informe de proyecciones económicas globales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

No obstante, la institución dirigida por Ángel Gurría ha advertido de que el malestar social vivido en las últimas semanas y la vuelta a la movilidad de personas impulsarán una recuperación más larga de lo esperado.

En este contexto, la proyección para el PBI colombiano es que el ritmo de crecimiento se atempere hasta el 3,5% en 2022.

Pese a las buenas proyecciones macroeconómicas, la OCDE alertó de varios riesgos para Colombia, entre ellos, las campañas de vacunación avanzan a un ritmo más lento que otros países como Chile, a lo que se suma que las posibles restricciones adicionales y la incertidumbre sobre las perspectivas de una reforma tributaria puedan debilitar la recuperación.

La OCDE recomendó la puesta en marcha de una respuesta fiscal "significativa" para continuar apoyando de manera adecuada a la economía durante 2021. Esta respuesta debe tener en cuenta un paquete de reformas que fortalezca la sostenibilidad fiscal del país, abordando las deficiencias estructurales del sistema tributario, incluida la escasa progresividad y equidad de impuesto.

Así, el organismo cree que alcanzar un consenso para aumentar los ingresos públicos, los cuales son "comparativamente bajos ahora", aumentaría la confianza del país sin dañar la incipiente recuperación, que seguirá necesitando apoyos fiscales en 2022.

Las previsiones de la OCDE para la región también estiman que Brasil tendrá un crecimiento del 3,7% este año y del 2,5% en 2022, debido a que pese al gran número de contagios y muertos por la pandemia de coronavirus, la economía brasileña se recuperó fuertemente a finales de 2020.

En este contexto, la OCDE alerta de la necesidad de adoptar medidas para controlar rápidamente la epidemia, ya que la evolución económica del país está estrechamente ligada a la evolución del virus.

Otro frente abierto para Brasil es la deuda pública, que ha superado la barrera del 90% del PBI tras el paso de la pandemia. Todo ello ha limitado el margen del Gobierno para desplegar un mayor apoyo fiscal.

Al contrario que en Brasil, en Chile la OCDE aplaude la rápida distribución de vacunas. En este contexto, e impulsada por unas mejores perspectivas globales, la economía del país andino experimentará una recuperación sólida, con crecimientos del 6,7% y del 3,5% en 2021 y 2022, respectivamente.

El consumo privado será el principal conductor de este crecimiento, acompañado por medidas políticas que apoyen a los hogares. Asimismo, el organismo apunta que los niveles de inversión se recuperarán lentamente en el marco del repunte en los precios del cobre y el aumento de la inversión pública.

En México, la OCDE proyecta que la economía se expanda un 5% en 2021 y un 3,2% en 2022, en el marco del impulso precedido por la recuperación estadounidense y el crecimiento de las exportaciones manufactureras.

Mientras que las previsiones para Argentina apuntan a un crecimiento del 6,1% en 2021 y del 1,8% en 2022, cuando la economía todavía estará por debajo de los niveles de actividad prepandémicos.

El organismo señala que los desequilibrios macroeconómicos del país, las nuevas restricciones de movilidad y la persistente hiperinflación limitarán la recuperación.

Temas

Dejá tu comentario