ONU exige a Irán que permita el acceso a sus bases militares

Mundo

Después de un año de negociaciones infructuosas, el jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, pidió a Irán que permita rápidamente el acceso de expertos a la instalación militar de Parchin, donde sospecha que los iraníes podrían haber preparado la fabricación de armas nucleares.

Yukiya Amano dijo que el acceso debía facilitarse "sin demoras", y sin esperar a que las negociaciones en curso con Teherán permitan llegar a un acuerdo global sobre la investigación de otras actividades sospechosas de estar relacionadas con el desarrollo de armas nucleares.

La AIEA sospecha que Irán efectuó en Parchin ensayos de explosiones convencionales, aplicables al sector nuclear. Sirviéndose de imágenes tomadas por satélites, la agencia acusó además a la República Islámica de haber eliminado todo rastro comprometedor.

Teherán desmintió y no deja de repetir que el objetivo de su programa nuclear es meramente civil y no militar, como aseguran las potencias occidentales e Israel.

"Permitir el acceso al sitio Parchin constituiría un paso positivo que ayudaría a demostrar la disposición de Irán a cooperar con la AIEA sobre los temas que nos preocupan", dijo Amano en un discurso ante los gobernadores de la agencia, reunidos a puerta cerrada en Viena.

En un informe publicado en noviembre de 2011, la agencia hizo una lista de elementos, presentados como creíbles, que apuntaban a que Irán trabajó en la preparación del arma atómica antes de 2003, y tal vez después de ese año, lo que este país desmiente.

Las dos partes abrieron una negociación para establecer un plan de verificación, a cargo de la AIEA, de los puntos espinosos destacados por el informe.

Pero a pesar de una serie de reuniones en el último año, no se hizo ningún avance. Ante este panorama, la AIEA parece estar replanteándose su estrategia, a juzgar por las declaraciones de Amano.

"No debemos perder de vista el objetivo de solucionar todas las cuestiones en suspenso en cuanto al programa nuclear iraní", recordó el responsable. "El diálogo debe dar resultados", insistió.

El llamamiento de Amano es similar al formulado la semana pasada por las grandes potencias reunidas en Kazajistán.

El llamado Grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Gran Bretaña, Francia y Alemania) propuso atenuar ciertas sanciones, perjudiciales para la economía iraní, a cambio de concesiones de Teherán.

Irán dijo que la reunión marcó un giro, y las grandes potencias estimaron que fue "útil", a la espera de un nuevo encuentro en abril, en el que esperan algún gesto concreto de Teherán para dilucidar la naturaleza de su programa nuclear.

"Las negociaciones no proseguirán simplemente por el sólo hecho de negociar (...) No hay un tiempo ilimitado", advirtió al respecto el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, este lunes desde Riad.

El consejo de gobernadores de la agencia atómica de la ONU decidirá seguramente la reelección de Yukiya Amano, de 65 años. El debate está previsto el jueves, según fuentes diplomáticas, y el japonés es el único candidato.

Dejá tu comentario