Protestan de antivacunas en Europa contra las cuarentenas culminan en represión y crece la tensión

Mundo

Manifestantes que se oponen al encierro de personas no vacunadas se enfrentaron a la policía en Bélgica y Países Bajos. El aumento de los casos de covid-19 obliga a los gobiernos a tomar medidas duras para frenar la propagación.

La policía y manifestantes se enfrentaron el domingo en Bélgica y Países Bajos en medio de protestas contra las restricciones impuestas por ambos gobierno para frenar la propagación del covid-19. La policía respondió con represión. En Bruselas hubo disparos con cañones de agua y gases lacrimógenos contra quienes lanzaban piedras y bombas de humo.

Unas 35.000 personas participaron en las manifestaciones en la capital de Bélgica y centro del poder político europeo, según la policía, que comenzaron de forma pacífica.

Represión en Bruselas.mp4

Manifestantes antivacunas fueron reprimidos por la policía en Bélgica.

Manifestantes con capuchas negras lanzaron piedras a la policía mientras ésta avanzaba con cañones de agua en el cruce principal frente a la sede de la Comisión de la Unión Europea, según periodistas de Reuters.

Frente a las líneas policiales, los manifestantes se tomaron de las manos y corearon "libertad". Un manifestante llevaba una pancarta en la que se leía "cuando la tiranía se convierte en ley, la rebelión se convierte en deber".

Los manifestantes también lanzaron bombas de humo y fuegos artificiales, informó el periódico Le Soir. La situación se calmó más tarde, según la policía.

Bélgica endureció el miércoles las restricciones para frenar la propagación del coronavirus, imponiendo un mayor uso de mascarillas y obligando a trabajar desde casa ante un aumento de los casos en la cuarta ola de COVID-19 en el país.

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 1.581.500 infecciones y 26.568 muertes relacionadas con el coronavirus en el país, de 11,7 millones de habitantes. Las infecciones están aumentando nuevamente, con una media de 13.826 nuevos casos diarios.

En los últimos días también se han registrado hechos de violencia en protestas contra las restricciones en los Países Bajos, vecino de Bélgica. El viernes, la policía de Rotterdam abrió fuego contra una multitud.

Precisamente en Países Bajos hubo protestas por tercera noche consecutiva contra el encierro, que culminaron en enfrentamientos con la policía. "Muchos pequeños grupos están destruyendo cosas" en la ciudad norteña de Groningen, dijo un portavoz de la policía, agregando que los agentes antidisturbios se desplegaron para "restaurar el orden".

Disturbios también en Enschede, Leeuwarden y Tilburg, según medios locales.

Dejá tu comentario