La pandemia castiga la producción industrial de Brasil: cayó 27% en abril

Mundo

La actividad más golpeada es la automotriz. Los resultados se conocen cuando el presidente Jair Bolsonaro mantiene una pelea abierta contra los gobernadores que imponen cuarentenas estrictas.

Brasilia - La producción industrial de Brasil se derrumbó 18,8% en abril respecto de marzo y 27,2% frente al mismo mes de 2019 por impacto de las medidas de paralización económica adoptadas contra la pandemia del nuevo coronavirus, según datos oficiales publicados ayer.

Se trata de los peores resultados desde el inicio de la serie histórica en 2002, indicó el instituto oficial de estadísticas IBGE. El resultado de la comparación mensual es, pese a todo, algo mejor que la expectativa promedio de los analistas consultados por el diario Valor, de una caída de 32,2%.

En marzo, cuando empezaron a aplicarse medidas de cuarentena parcial en los principales estados del país, como San Pablo y Río de Janeiro, el índice ya había retrocedido 9,1% respecto de febrero.

Actualmente, todos los cuadros comparativos están en negativo: en el período enero-abril la caída interanual es de 8,2% y en el acumulado de 12 meses el rojo es de 2,9%.

“El resultado de abril resulta, claramente, del número mayor de paralizaciones de las múltiples unidades productivas, en diversos segmentos industriales, a causa de la pandemia”, explicó el responsable del informe del IBGE, André Macedo.

“En abril hemos visto la expansión, con caídas de magnitudes históricas, de dos dígitos, en todas las categorías económicas y en 22 de las 26 actividades examinadas”, agregó.

Entre las categorías mas afectadas figuran la de bienes de capital (-41,5% respecto a marzo y -52,5% interanual), así como la de bienes duraderos (-79,6% y -85%).

Entre las actividades, la producción de automóviles, remolques y carrocerías retrocedió 88,5% con respecto a marzo y 92,1% en comparación con abril de 2019.

La crisis sanitaria provocó fuertes tensiones entre los gobernadores favorables a las medidas de aislamiento social y el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que las considera como un remedio que puede resultar “peor que la enfermedad” debido a sus secuelas económicas.

Brasil se convirtió en el segundo país en cantidad de afectados por la Covid-19 y en el cuarto en número de muertos, con casi 32.000 hasta el martes, y según expertos la pandemia todavía está en fase de expansión.

Los contagios (más de 550.000 de acuerdo con los datos oficiales) podrían ser, sin embargo, hasta 15 veces superiores, debido a que en el país no se realizan test masivos, advierten expertos.

“Terribles datos, y la perspectiva a corto plazo es lúgubre”, escribió en una nota la consultora financiera Pantheon Macroeconomics, que prevé igualmente “un hundimiento de dos dígitos en mayo, pese a las tentativas de reapertura de algunos sectores”.

El PBI de la mayor economía latinoamericana cayó 1,5% en el primer trimestre del año respecto al anterior, reflejando los primeros efectos de las medidas de confinamiento.

Las expectativas del mercado son de hundimiento del PIB que podría ser de dos dígitos en el segundo trimestre, antes de iniciar una recuperación en junio. Las últimas proyecciones de la encuesta Focus realizada semanalmente con una centena de inversores y analistas son de una contracción del PIB de 6,25 año, la peor recesión anual desde inicios del siglo XX.

La tasa de desempleo aumentó por su lado a 12,6% en el trimestre febrero-abril y el país perdió 4,9 millones de puestos de trabajo en ese período. Algunas estimaciones prevén que el paro supere el 18% este año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario