A dos semanas de su asunción, la oposición radicalizada pide destituir a Pedro Castillo

Mundo

Cerca de 2.000 personas marcharon por Lima para exigirle al Congreso que inicié el trámite de "vacancia" contra el gobierno del flamante mandatario.

Apenas dos semanas después de la asunción de Pedro Castillo a la presidencia del Perú, los sectores opositores más radicalizados marcharon este sábado en Lima para pedir la destitución del flamante mandatario y todo su gabinete.

Unas 2.000 personas se manifestaron en la capital peruana exigiéndole al Congreso la vacancia del dirigente sindical, quien ganó el balotaje contra Keiko Fujimori, en un reñido cierre que hasta fue judicializado y se definió casi un mes después de los comicios.

En la movilización, que se inició en el Campo de Marte hasta la Plaza San Martín, a un par de cuadras del palacio de gobierno, se cantaron consignas en las que pedían al Legislativo que inicie el trámite constitucional de vacancia (destitución) de Castillo.

En la plaza San Martín se dieron algunas arengas políticas hasta entrada la noche, tras lo cual, unos cientos de personas intentaron llevar la protesta hacia la sede de la Presidencia.

Sin embargo, los manifestantes chocaron con las cercas y barricadas de metal dispuestas por la Policía Nacional para el control del orden público, que lograron contener en diversas calles los intentos de acercamiento a la sede del Ejecutivo, según constató un reportero de la AFP.

Aunque no hubo enfrentamientos directos entre polícias y manifestantes, las fuerzas de seguridad sí lanzaron al menos un par de bombas lacrimógenas y desplegaron algunas unidades de policía montada.

Uno de los manifestantes, Gustavo Milano, de 25 años de edad y estudiante de Derecho, dijo a la AFP que "la juventud tiene valores patrióticos y va a salir a defender a nuestro país de cualquier gobierno social-comunista que intente llevar a cabo una asamblea constituyente de influencia totalmente socialista".

Castillo, quien asumió la presidencia el pasado 28 de julio, designó a un jefe de Gabinete y un equipo ministerial rechazado en parte de la población y en diversos sectores de la opinión pública por distintos motivos legales o ideológicos.

Una encuesta divulgada este viernes indica que 41% de los peruanos desaprueba la labor de Castillo, 76% rechaza al jefe de Gabinete, Guido Bellido, por estar investigado judicialmente por "apología del terrorismo" y 57% piensa que el actual equipo de ministros "no será capaz de liderar" el país.

Sobre la convocatoria de una Asamblea Constituyente que redacte una nueva Constitución, solo 5% de los peruanos la apoyan.

"Insistiremos en esta propuesta (de Constituyente) pero dentro del marco legal que la Constitución proporciona. Tendremos que conciliar posiciones con el Congreso", dijo Castillo. Sin embargo, el oficialista partido Perú Libre tiene solo 37 de los 130 escaños parlamentarios.

Dejá tu comentario