Perú: Castillo deberá declarar ante la justicia por el polémico ascenso de militares

Mundo

El presidente deberá atestiguar en la causa por supuestas presiones para ascender a oficiales cercanos a su gobierno. El Congreso opositor busca destituirlo por ello.

La Fiscalía de Perú citó el jueves al presidente Pedro Castillo para que brinde su testimonio sobre supuestas presiones para ascender a oficiales militares afines al gobierno izquierdista, en un caso por el cual la oposición derechista busca que el Congreso lo destituya.

"La Fiscal de la Nación Zoraida Avalos Rivera, citó al Presidente, Pedro Castillo Terrones, para el próximo 14 de diciembre en el marco de las investigaciones", anunció la Fiscalía en su cuenta de la red Twitter.

Esta citación tiene por objetivo "recibir la declaración testimonial del presidente", en un lugar a determinar por el propio Castillo, detalló la Fiscalía en un comunicado.

Castillo no figura como investigado en este caso, que se encuentra aún en fase de indagación preliminar.

La Fiscalía abrió este caso el 11 de noviembre contra los entonces ministro de Defensa, Walter Ayala, y el secretario de la Presidencia, Bruno Pacheco, alegando supuestas presiones a los jefes del Ejército y de la Fuerza Aérea para favorecer a algunos oficiales en el proceso anual de ascensos.

Ambos funcionarios renunciaron y ahora son investigados para determinar si incurrieron en "la presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad y patrocinio ilegal, previstos y sancionados en el Código Penal".

El caso desató una tormenta política que podría derivar en un proceso de destitución de Castillo si el Congreso, dominado por la oposición, acepta el martes debatir una moción a favor de la vacancia del presidente.

Este tema saltó cuando Castillo removió sorpresivamente al jefe del Ejército, general José Vizcarra, y al jefe de la Fuerza Aérea, general Jorge Chaparro, a inicios de noviembre.

Los dos generales afirmaron que sus salidas se debieron a roces con Ayala y Pacheco, quienes les pidieron ascender irregularmente a oficiales afines al gobierno.

Ambos jefes militares habían sido designados por Castillo en agosto. Los ascensos que supuestamente promovían los funcionarios del gobierno no se concretaron.

Castillo, en el poder desde el 28 de julio, derrotó por estrecho margen en un balotaje a la derechista Keiko Fujimori, lo que levantó temores en parte de muchos peruanos de un giro brusco hacia el socialismo. Su mandato concluye en 2026.

Temas

Dejá tu comentario