Polémica campaña compara el placer de votar con un orgasmo

Mundo

La Juventud Socialista de Cataluña ideó la polémica campaña 'Votar es un placer' para luchar contra la abstención, en la que se compara el acto de votar con el de una relación sexual.

La protagonista es una joven que se excita a medida que toma el sobre e introduce la boleta del Partido Socialista.

Mientras aumentan los gestos de placer, la votante llega al orgasmo cuando la boleta cae dentro de la urna.

Este espacio ya había ganado lugar en los medios con un spot en la que presentaban a un candidato como "el increíble hombre normal".

Dejá tu comentario