Putin admite que decenas de allegados tienen Covid-19

Mundo

El presidente de Rusia deberá permanecer en aislamiento más días de lo pensado debido a ese foco sin precedentes desde el inicio de la pandemia en su círculo cercano.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, reveló este jueves que decenas de personas de su entorno se contagiaron de Covid-19, lo que lo obligó a aislarse desde principios de semana, en un hecho que demuestra los problemas del país para controlar la pandemia.

"En mi entorno no hay uno, ni dos, sino varias decenas de personas que han enfermado con el coronavirus", dijo Putin, durante una reunión por videoconferencia de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una alianza militar regional.

Entre las personas contagiadas se encuentran por ejemplo los guardaespaldas del jefe de Estado, según la Presidencia rusa. Su vocero Dmitri Peskov agregó que otros de los contagiados estaban a cargo de aspectos de la "vida diaria" de Putin.

Putin, de 68 años y vacunado desde marzo con la vacuna rusa Sputnik V, declaró que debe permanecer en aislamiento aún por "varios días" más a raíz de este foco sin precedentes desde el inicio de la pandemia en su círculo cercano.

El martes, reveló que tuvo que aislarse después de haber estado en contacto "de manera muy cercana" con uno solo de sus colaboradores, vacunado pero enfermo.

"Espero que todo ocurra como debe ocurrir, y que la Sputnik V demuestre realmente su alto nivel de protección contra el Covid-19", dijo en ese momento Putin.

Dmitri Peskov afirmó que el funcionamiento del Kremlin no se vio afectado y que el propio presidente "trabaja normalmente" desde su residencia en las afueras de Moscú.

El vocero dijo que no sabe de "ningún caso grave" y subrayó que "prácticamente todos" lo que trabajan con Putin están vacunados.

El anuncio se produjo luego de que Putin había regresado recientemente a participar en acontecimientos en público. Hasta hace algunas semanas, la gran mayoría de sus compromisos los cumplía por video, y las pocas personas que podían reunirse con él debían someterse a un periodo de aislamiento.

Antes de anunciar su aislamiento, el presidente ruso recibió el lunes en Moscú al dictador de Siria, Bashar al Asad, y a varios atletas paralímpicos de regreso de Tokio.

La irrupción del Covid-19 en el entorno del presidente muestra las dificultades de Moscú para luchar de manera eficaz contra la epidemia, entre una vacunación que no avanza y el respeto muy aleatorio de las reglas de distanciamiento social y de uso de mascarilla.

Rusia está entre los países más impactados por la pandemia del coronavirus en lo referente a víctimas mortales y en quinta posición en cuanto a número de contagiados, según el balance de AFP.

Según la agencia de estadísticas Rosstat, cerca de 350.000 rusos murieron hasta fines de julio de 2021.

De acuerdo con la web Gogov, que recoge datos oficiales de las regiones, solo el 27,5% de los rusos están completamente vacunados.

Inicialmente, el gobierno de Rusia, que dispone de cuatro vacunas nacionales, se había fijado como objetivo tener al 60% de la población vacunada para septiembre.

Luego de un confinamiento estricto en abril y mayo de 2020, durante la primera ola de la pandemia, las autoridades rusas se negaron a aplicar nuevas medidas restrictivas para preservar la frágil economía del país.

El aislamiento de Putin tiene lugar antes de la celebración de elecciones legislativas, desdobladas en tres días -de viernes a domingo- para limitar los riesgos de contagios en los centros de votación.

Temas

Dejá tu comentario