El diamante más grande del mundo está en litigio: Sudáfrica pide devolución

Mundo

Hace 118 años se encontró en Sudáfrica la piedra preciosa "Cullinan" de más de 3.000 quilates. Varias de sus piezas adornan el cetro y la corona real británica. Pero ahora ese país reclama su devolución.

El Cullinan, también conocido como "Estrella del sur" en honor al escritor Julio Verne, es el mayor diamante hallado en toda la historia de la humanidad. Fue hallado el 25 de enero de 1905 por Frederick Wells, gerente de superficie de la Premier Diamond Mining Company, una excavación minera del Transvaal cerca de Pretoria, Sudáfrica, colonia que los británicos arrebataron a los bóers tras la Segunda Guerra Mundial. Dos años más tarde, el general Louis Botha solicitó al Parlamento que autorice al Gobierno de Pretoria a adquirir el diamante por 150.000 libras, con objeto de ofrecérselo al rey británico Eduardo VII.

En un primer momento y llevada por la prudencia, la Corona inglesa rechazó el obsequio. Pero, Winston Churchill, viceministro para las colonias en esa época, consideró que, ante un regalo semejante, era mejor dejar los sentimientos a un lado y aceptar la donación.

La renombrada firma Royal Asscher Diamond Company de Países Bajos fue la encargada de tallarlo. En febrero de 1908, una audiencia notable se reunió para ver a Joseph Asscher tallar la enorme piedra. Para producir diamantes grandes y hermosos, necesitaba golpear el Cullinan exactamente en el lugar correcto. El diamante resultó tener una calidad tan excepcional que, en su primer golpe, su hoja de acero se rompió, mientras que la piedra permaneció intacta sin que dejara ningún rasguño sobre su superficie.

El resultado fueron nueve diamantes de algo más de un centenar de quilates cada uno y 96 pequeños brillantes de menos de un quilate. Excepto los dos de mayor tamaño, bautizados con los nombres de Cullinan I (de 530,20 quilates) y Cullinan II, que se destinaron al Cetro Real, usado por el soberano británico en ocasiones como la coronación de un nuevo monarca, el mismo cetro que Carlos III sostendrá en su mano izquierda el próximo 6 de mayo en la Abadía de Westminster, en el momento de su coronación y que ha pertenecido a los monarcas británicos desde el siglo XVII. El diamante también puede desmontarse y transformarse en un colgante.


Sudáfrica le reclama al Reino Unido la devolución del diamante Cullinan

Los reclamos por el Cullinan, junto con las peticiones de repatriación, se han intensificado desde la muerte de la reina Isabel II. Varios sectores de Sudáfrica consideran ilegítima la adquisición de las joyas. En efecto, más de 6.000 personas han firmado una petición para que la Estrella del sur sea devuelta y expuesta en un museo sudafricano.

“El diamante Cullinan debe ser devuelto a Sudáfrica con efecto inmediato”, afirmó el activista Thanduxolo Sabelo a los medios y aclaró que, “los minerales de nuestro país y de otros países siguen beneficiando a Gran Bretaña a costa de nuestro pueblo”.

“Nuestro llamamiento es a la repatriación de todo el robo colonial, del que forma parte el robo de la Gran Estrella de África”, como también se lo llama al polémico diamante, declaró a CNN Leigh-Ann Mathys, portavoz nacional de los Combatientes por la Libertad Económica, un partido político de la oposición sudafricana.

Dejá tu comentario