Una fotografía filtrada agrava la tormenta política contra Johnson

Mundo

Aparece junto a miembros de su equipo de Gobierno sin mascarilla y sin conservar el distanciamiento social. La imagen fue capturada cuando Reino Unido transitaba una cuarentena estricta.

Londres - El primer ministro británico, Boris Johnson, fue acusado de alimentar una “cultura del desprecio de las normas” en su Gobierno, tras la publicación ayer de una foto en la que aparece jugando en un despacho con dos colaboradores sin mascarilla ni distanciamiento en diciembre de 2020, cuando el país estaba confinado por la pandemia.

Esta nueva revelación se suma a una serie de escándalos que ciernen al dirigente conservador, en momentos en que se ha impuesto a los británicos nuevas restricciones sanitarias para frenar la rápida propagación de la variante ómicron.

Johnson está bajo enorme presión desde que la prensa informó de que el personal de Downing Street celebró el año pasado una fiesta ilegal en un momento en que las restricciones contra el covid-19 prohibían reunirse en interiores en Londres.

Ayer, el Sunday mirror publicó una imagen de Johnson delante de una pantalla en Downing Street, junto a dos colaboradores, uno con una guirnalda navideña en el cuello y otra con lo que parece una gorro de Papá Noel, durante un concurso virtual el 15 de diciembre de 2020.

“Mientras las normas decían que la gente no tenía que organizar fiestas de Navidad en el trabajo y que los británicos hacían lo que se tenía que hacer, Boris Johnson estaba presidiendo una cultura del desprecio de las normas en el corazón del Gobierno”, denunció la dirigente adjunta del partido laborista, Angela Rayner.

El ministro de Educación, Nadhim Zahawi, salió en defensa del jefe de Gobierno y aseguró en SkyNews que Johnson sólo participó en este “concurso virtual durante 10 o 15 minutos” con su personal para recaudar fondos con fines caritativos.

En ese marco, ante la llegada de “una fuerte oleada de ómicron”, Johnson anunció ayer que el país va a reforzar la campaña de vacunación con una tercera dosis de refuerzo contra el covid-19 para todos los adultos de aquí a fines de diciembre.

“Nadie debe tener dudas: viene una fuerte ola de ómicron”, dijo Johnson en un mensaje televisado, luego de que los expertos aumentaran el nivel de alerta por covid debido al “rápido incremento” de infecciones a causa de esa variante. “Pero la buena noticia es que nuestros científicos están convencidos de que con una tercera dosis -una dosis de refuerzo- todos podemos aumentar nuestro nivel de protección”, añadió.

De esta manera, Johnson anunció que adelanta un mes el objetivo de ofrecer la vacuna de refuerzo a todos los mayores de 18 años en Inglaterra. Ahora podrán recibirlo antes fin de año.

Las otras naciones del Reino Unido (Escocia, Irlanda del Norte y País de Gales) acelerarán su programa de vacunación.

Los centros de vacunación se incrementarán, se ampliarán los horarios, serán desplegados militares y formadas miles de personas para suministrar las vacunas, dijo el dirigente conservador.

Dejá tu comentario