Rige una delicada tregua en Gaza tras jornada violenta

Mundo

Gaza (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - En momentos en que la tensión iba en aumento, los dos principales movimientos palestinos, Al Fatah y el terrorista Hamas, llegaron ayer a una frágil tregua para cesar los enfrentamientos poco antes de concluir una jornada de graves actos de violencia.

Según el acuerdo, ambos movimientos accedieron a retirar a sus milicianos de las calles de Gaza y cesar las agresiones gracias a la mediación de dirigentes de la Yihad Islámica y del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). El pacto incluye, además, el cese de las manifestaciones y de la incitación a la violencia por los medios de comunicación, y la liberación de todos los activistas secuestrados por el movimiento rival.

  • Implicancias

    «Ha habido un acuerdo entre todos los grupos armados palestinos para un alto el fuego y para acabar con la violencia», afirmó Ibrahim Abu Naja, jefe de un alto comité que congrega a todos los movimientos armados. «Este acuerdo estipula también que los hombres armados no deben circular por las calles», confirmó, por su parte, el portavoz de Hamas, Ismail Raduan.

    No obstante, militantes de Al Fatah y de Hamas intercambiaron disparos de armas automáticas en el barrio de Rimal de la ciudad de Gaza poco después del anuncio del acuerdo, según testigos.

    La Franja de Gaza vive una explosión de violencia entre militantes de Hamas y de Al Fatah que ha causado cuatro muertos y 30 heridos desde el anuncio el sábado de la convocatoria de comicios presidenciales y legislativos anticipados.

    Poco antes del alto el fuego, los enfrentamientos entre facciones palestinas se habían recrudecido notablemente, con el sudoeste de la ciudad de Gaza -donde se encuentran varios ministerios y las oficinas presidenciales- convertido durante varias horas en un auténtico campo de batalla.

    Miembros de la guardia presidencial ocuparon los ministerios de Agricultura y de Comunicaciones e intercambiaron numerosos disparos con milicianos de Hamas situados en otros edificios ministeriales de la zona.

    Dentro de esta dinámica de violencia, un coronel del servicio nacional de seguridad perteneciente a Al Fatah fue secuestrado y ejecutado a manos de activistas del Hamas, según indicó un portavoz de Al Fatah.

    Además, un obús de mortero fue disparado a la sede de la presidencia palestina en Gaza sin causar víctimas, horas después de que cayeran otros dos proyectiles que ocasionaron cuatro heridos, indicaron fuentes de seguridad.

  • Víctima

    Un miembro de la guardia presidencial murió al amanecer de ayer en choques con milicianos de Hamas en un campo de entrenamiento de esa fuerza, según fuentes médicas y de seguridad. El presidente palestino «condenó con firmeza el ataque» y «dio órdenes para que se encuentre a los autores y se les lleve ante la justicia», indicó su portavoz, Nabil Abu Rudeina.

    En estos enfrentamientos resultó herido de bala el corresponsal del diario francés «Liberation» en Israel y los territorios palestinos, Didier François, según un periodista en el lugar.

    Por otra parte, el coche del ministro de Relaciones Exteriores, Mahmud Zahar, fue tiroteado en Gaza, sin que hubiera víctimas, informó su portavoz.

    El primer ministro palestino de Hamas, Ismail Haniyeh, rehusó por su parte ayer el anuncio del presidente Abbas de elecciones anticipadas por considerar que «son anticonstitucionales y crean confusión» en los territorios palestinos, afirmó durante una reunión de su gabinete en Gaza.
  • Dejá tu comentario