El G7 se niega a pagar en rublos y Rusia amenaza a Europa con cortar el suministro de gas

Mundo

Moscú advirtió que "no dará gas por caridad", en momentos en que los países del Grupo de los 7 consideraron "inaceptable" las nuevas condiciones.

Rusia advirtió este lunes que no proporcionará gas"por caridad" a los países "hostiles" que no quieran pagarlo en rublos, en momentos en que el G7 reaccionó criticando que las exigencias de Moscú "no son aceptables".

El vocero de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, reconoció que el proceso de suministro de gas es "muy complicado" e indicó que Moscú aún evalúa los detalles de este suministro tras revelar sus planes de exigir el pago por la materia prima en rublos para los países que impusieron sanciones en represalia a la invasión de Ucrania.

Si bien no adelantó posibles medidas contra los países que no quieran pagar en la moneda rusa, sí aseguró que Rusia "definitivamente" no proporcionará a Europa "gas gratis".

"Eso seguro", dijo, remarcando que "es difícilmente posible comprometerse con la caridad" en la situación actual del país euroasiático, según ha recogido la agencia de noticias rusa TASS.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó cambiar la moneda de pago del gas la semana pasada, aunque garantizó que Rusia continuará suministrándolo de acuerdo con los volúmenes y los precios establecidos.

La amenaza de Moscú fue casi en simultáneo con la reacción de los países del G7 que consideraron el lunes que exigir el pago en rublos "no es aceptable".

"Todos los ministros del G7 acordaron que se trata de una violación unilateral y clara de los contratos existentes, lo que significa que un pago en rublos no es aceptable", dijo el ministro de Economía alemán, Robert Habeck tras una reunión telemática con sus homólogos del G7.

"Creo que hay que interpretar esta demanda como el hecho de que Putin se encuentra entre la espada y la pared", agregó.

La matriz energética de Europa depende en un 40% de Rusia, por lo que hasta el momento la mayoría de los países se ha mostrado contrario a aplicar un embargo al petróleo y gas ruso por la invasión a Ucrania como sí hizo Estados Unidos, país que solo importaba el 3%.

Temas

Dejá tu comentario